Lima, EFE. El presidente de Perú, Ollanta Humala, se comprometió a formar una mesa de diálogo con los líderes sindicales para atender las demandas laborales y sociales de sus gremios, ante el anuncio de una marcha de protesta el próximo 27, según informó el dirigente Mario Huamán.

Humala recibió en Palacio de gobierno a Huamán, como secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), y a los representantes de la Unión Nacional de Sindicatos del Sector Estatal (UNASSE), José Delgado, y de la Confederación Intersectorial de Trabajadores Estatales del Perú (CITE), Wilson Huamán, entre otros.

Tras la reunión de dos horas de duración, Huamán declaró a la prensa que conversaron con el mandatario sobre la necesidad de continuar el diálogo para resolver los problemas de los trabajadores, en temas de negociación colectiva y estabilidad laboral.

El máximo dirigente sindical agregó que era "muy importante que se puedan hacer modificaciones a la ley Servir (dirigida a los trabajadores estatales) para que haya certeza de que no habrá despidos" con su ejecución.

La ley Servir busca reformar el aparato estatal con la organización de la carrera pública y un sistema de ascensos por calificación, pero que ha sido rechazada por los sindicatos estatales al considerar que no garantiza la estabilidad de los trabajadores.

Huamán indicó que continúa en pie la realización de la marcha de protesta contra esa ley el próximo 27 de julio, en vísperas del mensaje a la nación que ofrecerá Humala el día 28 al cumplir su segundo año de Gobierno.