Naciones Unidas. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, lamentó hoy el asesinato de civiles por drones armados y demandó que el uso de esos artefactos sin tripulación esté estrictamente regulado por las leyes internacionales.

"Resulta muy penosa la ocurrencia de tantos incidentes en los cuales civiles fueron blanco de ataques con vehículos aéreos no tripulados", señaló Ban a los periodistas ante una pregunta sobre los problemas causados en Pakistán por las incursiones de drones estadounidenses y las muertes asociadas a esa práctica del Pentágono.

Según Ban Ki-moon, el empleo de los letales medios debería adherirse de manera estricta a la legislación internacional, incluyendo la relacionada con los derechos humanos.

Muchas personas, incluidos niños, han perdido la vida en Afganistán, Pakistán y Yemen en ataques de drones dotados de misiles, como parte de la llamada guerra de Estados Unidos contra el terrorismo.

La Asamblea General de la ONU aprobó la semana pasada una resolución que por primera vez refleja las preocupaciones de muchos países por la utilización de esos artefactos para bombardear civiles, y la amenaza que representan en materia de derechos humanos.

Pakistán desarrolló una fuerte ofensiva diplomática para lograr la presencia del tema de los drones en una iniciativa de casi 30 párrafos adoptada por unanimidad en la Asamblea.

En días recientes, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, llamó la atención sobre el empleo de los vehículos aéreos no tripulados.

"Los drones pueden usarse para propósitos positivos, pero también son dotados de armas para el ataque remoto a individuos, sin que medien procesos legales", advirtió.