El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, señaló este jueves su satisfacción por el paso dado por Siria para unirse a la Convención Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas.

Además, Ban confió en que las conversaciones de dos días que iniciaron en Ginebra los responsables de Exteriores de EE.UU., John Kerry, y Rusia, Seguei Lavrov, permitan "un rápido acuerdo" sobre el control internacional de las armas químicas sirias, según indicó un comunicado del portavoz de la ONU.

El secretario general recibió una carta del gobierno sirio en la que se informa de que el presidente Bachar al Asad ha firmado el decreto legislativo para el ingreso de Siria en la Convención Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas, explica la nota.

En su carta, las autoridades sirias "han expresado su compromiso de cumplir las obligaciones que conlleva la Convención, incluso, antes de su entrada en vigor para Siria", añade el portavoz de Naciones Unidas.

El secretario general señaló su satisfacción por esta novedad y su confianza en que las conversaciones de Ginebra conduzcan a "un rápido acuerdo sobre una forma de proceder que sea respaldada y apoyada por la comunidad internacional", concluyó la nota.