Lima. Médicos extirparon este miércoles "con éxito" una lesión en la lengua al ex presidente peruano Alberto Fujimori, la segunda intervención en la boca en menos de dos años, a fin de realizar una evaluación de descarte de cáncer, dijeron médicos y sus familiares.

La operación duró 40 minutos y médicos de un hospital especializado en enfermedades relacionadas al cáncer le extirparon hasta cuatro centímetros de lesión en la lengua.

"El paciente se encuentra en muy buenas condiciones en la sala de recuperación, no hubo ningún inconveniente en el proceso quirúrgico", dijo el jefe del departamento de cabeza y cuello del hospital, Pedro Sánchez, en conferencia de prensa.

El experto afirmó que Fujimori, de 71 años, permanecerá en el centro al menos hasta este jueves y abandonará el hospital dependiendo de su evolución post operatoria.

Al ser consultado sobre un diagnóstico, Sánchez dijo que eso "se va a poder saber después del estudio patológico".

Fujimori, condenado a 25 años de cárcel por abusos a los derechos humanos durante su Gobierno entre 1990 y el 2000, regresó la noche del martes al hospital luego de que la intervención fuera postergada en enero porque el ex mandatario había evolucionado favorablemente, según sus familiares.

"Mi padre ha estado tranquilo, sereno. La operación ha sido un éxito", dijo el hijo del ex presidente, Kenyi Fujimori, tras la intervención en el hospital ubicado en un distrito limeño.

"La lesión ha sido de cuatro milímetros, pero lo que se ha extirpado en total ha sido cuatro centímetros para poder reducir los riesgos de que vuelva a rebrotar", agregó.

Antecedentes médicos. En junio y julio de 2008, Fujimori fue sometido a cirugías para extirparle una lesión de naturaleza cancerígena de la zona bucal, después de lo cual se descartó la enfermedad. Ese mismo año en septiembre, los médicos le detectaron un tumor en el páncreas y posteriormente fue descartado que fuera maligno.

"Lo que me ha comunicado el doctor (...) que ha sido el que lo ha intervenido, es que no está en riesgo y que ahora sólo queda el proceso de recuperación, va a estar en constante chequeo y observación", dijo Kenyi Fujimori.

"Eso no va tumbar al 'Chino' (como llaman al ex mandatario peruano), vamos a seguir adelante", afirmó.

El ex presidente está recluido en una base policial desde septiembre de 2007, cuando fue extraditado desde Chile acusado de avalar la matanza de 25 personas, entre ellas un niño, durante una guerra entre las fuerzas de seguridad y rebeldes izquierdistas a inicios de su Gobierno en la década de 1990.

El proceso a Fujimori por abusos a los derechos humanos culminó en abril de 2009 con un fallo histórico, tras 16 meses de juicio con audiencias hasta tres veces por semana.

Fujimori ha recibido también otras condenas menores y la justicia peruana alista nuevos procesos en su contra.

Hijo de inmigrantes japoneses, Fujimori fue destituido en 2000, luego de un escándalo de corrupción que estalló con la difusión de un video en el que su más cercano asesor aparecía sobornando a un legislador opositor.