Buenos Aires. La oposición argentina presentará mañana una extensión de la demanda realizada el año pasado para frenar un nuevo decreto de necesidad y urgencia (DNU) anunciado por la presidenta Cristina Fernánez en el inicio de las sesiones extraordinarias en el Congreso.

La jefa de Estado derogó el lunes el decreto del Fondo del Bicentenario, pero firmó dos nuevos que la habilitan a usar US$6.569 millones para pagar la deuda externa.

El primero de ellos es un decreto simple y se dispone el uso de US$2.187 millones para saldar la deuda con el Banco Mundial y el BID, pero el segundo es el DNU que crea el Fondo de Desendeudamiento argentino y afecta otros US$4.382 millones para cancelar la deuda con acreedores privados.

Según consigno Infobae, este último es el que intentará congelar la oposición y realizará una nueva presentación ante la justicia argentina al entender que es similar al anterior, por el que presentaron una denuncia en diciembre de 2009, confirmaron fuentes judiciales. 

En tanto, y en respuesta a las críticas recibidas desde la oposición, la mandataria aseveró que “si pudiéramos construir con palabras, seríamos la primera potencia mundial”.

Asimismo, calificó las declaraciones de la oposición como “palabras sin sentido, contradictorias con la propia historia. Finalmente, “con lo que me gusta hablar, si fuera por discursos, tendríamos todo resuelto en Argentina”, agregó, según declaraciones reproducidas por Infobae.

Por su parte, informó la agencia Telam el ministro de economía, Amado Boudou, manifestó su satisfacción ante la buena reacción de los mercados por los decretos firmados el lunes en relación con el pago de deuda con reservas, y por el contrario, lamentó la respuesta de la oposición al señalar que cayó en la “crítica feroz, sin una sola propuesta”.