Sao Paulo, EFE. El ex gobernador del estado de Sao Paulo José Serra, uno de los líderes de la oposición brasileña, negó este viernes que haya participado en supuestas corruptelas con licitaciones en el área de transporte que implican a varias empresas extranjeras.

Serra fue acusado por el diario Folha de Sao Paulo de haber mediado en unas alegadas negociaciones que permitieron un "reparto" de contratos para obras de ferrocarriles y metros en el que habrían participado al menos seis empresas.

El asunto está siendo investigado por el ministerio Público, sobre la base de un informe del Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE), el órgano que vela por la competencia en Brasil.

Ese documento señala que la multinacional alemana Siemens acordó desde 2001 repartirse contratos de mantenimiento de trenes en Sao Paulo con la francesa Alstom, la canadiense Bombardier, la japonesa Mitsui y las españolas Caf y Temoinsa.

Siemens se quedó el contrato para la reforma de los trenes del modelo S3000, de la Compañía Paulista de Trenes Metropolitanos, acordando el precio de la puja con el resto de empresas, que a cambio se adjudicaron los trenes S2000 y S2100, según el documento del CADE.

En un mensaje publicado este viernes en un red social, Serra afirmó que en las licitaciones no hubo ninguna irregularidad, que las empresas favorecidas con los contratos fueron las que ofrecieron "los mejores precios" y "condiciones".

En el caso de Siemens, que según el diario O Estado de Sao Paulo pagó sobornos de 8 millones de euros (más de US$10 millones) a dos funcionarios brasileños que supuestamente se encargaron de intermediar la operación con las autoridades, Serra también negó las supuestas irregularidades.

O Estado de Sao Paulo también denunció hoy que la empresa Alstom distribuyó unos US$20 millones en sobornos en Sao Paulo durante la década de los años 90 y dijo haber obtenido la información con la justicia suiza, que investigó a la firma gala por irregularidades en contratos firmados en varios países.

Según sostuvo el ex gobernador, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), en esos concursos públicos siempre "prevalecieron la competencia y los precios más bajos, en beneficio de la población paulista".

El actual gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, anunció hoy que su despacho iniciará una investigación paralela sobre el asunto y consideró "indispensable" que "se llegue a la verdad".

Según Alckmin, las autoridades paulistas irán "hasta las últimas consecuencias para procesar y castigar a los responsables", si es que se comprueban las corruptelas denunciadas por la prensa.