Sao Paulo.- El índice de optimismo de la población brasileña sobre el gobierno de Jair Bolsonaro es el más bajo para un primer año de mandato desde 1989, según una encuesta realizada por el instituto de investigación Datafolha y publicada este martes por el diario Folha de S.Paulo.

Bolsonaro asume el martes como presidente de Brasil con la promesa de un gobierno que rompa con los paradigmas imperantes, desde el modelo de negociación con el Congreso hasta la comunicación con la sociedad civil.

Según el estudio, un 65% de los brasileños considera que la gestión del político de extrema derecha será "excelente" o "buena", porcentaje mayor que el 55% de las preferencias que tuvo para la segunda vuelta.

Para un 17% de las personas entrevistadas, la labor de Bolsonaro será "regular", mientras que un 12% considera que la nueva administración será "mala" o "pésima". Un 6% no entregó una opinión, según el sondeo.

En su primera elección, Fernando Henrique Cardoso contaba con un 70% de optimismo. Para el primer mandato de Luiz Inácio Lula da Silva, la expectativa positiva alcanzaba el 76%, mientras que Dilma Rousseff inició su primer período con un 73% de optimismo, según la encuesta.

Folha de S.Paulo afirmó que en 1990 Fernando Collor de Mello, el primer presidente electo tras el regreso a la democracia, asumió con una expectativa positiva de 71%.

En su primera elección, Fernando Henrique Cardoso contaba con un 70% de optimismo. Para el primer mandato de Luiz Inácio Lula da Silva, la expectativa positiva alcanzaba el 76%, mientras que Dilma Rousseff inició su primer período con un 73% de optimismo, según la encuesta.

La consulta se realizó el 18 y 19 de diciembre en 130 ciudades, con encuestas a 2.077 personas. El margen de error es de 2 puntos porcentuales.

Un sondeo de CNI/Ibope divulgado el 13 de diciembre mostró que el 64% de los brasileños preveía que el próximo gobierno sería "excelente" o "bueno". Un 18% afirmó que la gestión de Bolsonaro sería "regular", un 14% dijo que sería "mala" o "pésima" y un 4% no respondió