Praga. Estados Unidos y Rusia podrían firmar un histórico pacto de control de armas nucleares en Praga, informaron el miércoles funcionarios checos y estadounidenses.

Estados Unidos y Rusia han avanzado hacia asegurar un tratado que reemplace al Pacto de Reducción de Armas Estratégicas (START I) de 1991, que expiró en diciembre. Funcionarios rusos dijeron el lunes que el acuerdo podría ser alcanzado dentro de días.

"Aún estamos trabajando para finalizar un nuevo tratado START, pero hemos hablado con nuestros aliados checos y los rusos sobre una firma en Praga cuando el tratado esté finalizado", dijo un funcionario estadounidense en Washington, quien habló bajo condición de anonimato.

La firma del pacto podría ocurrir en una fecha cercana al aniversario del discurso que realizó el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en Praga el 5 de abril del 2009, ofreciendo su visión de reducir los arsenales mundiales de armamento atómico.

El funcionario estadounidense dijo que Praga es "donde siempre quisimos realizar una firma".

Funcionarios rusos y estadounidenses dicen que esperan que un acuerdo para reducir el armamento atómico entre ambos ex enemigos de la Guerra Fría envíe una señal a otras naciones y ayude a reducir la amenaza de un conflicto nuclear.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores checo, Filip Kanda, indicó que se preguntó al ministerio sobre la posibilidad de ser anfitriones de la ceremonia de firma entre Obama y el mandatario ruso, Dmitry Medvedev, y que el país estuvo de acuerdo, pero que aún nada es definitivo.

"Hemos discutido este tema con la parte estadounidense y nos han pedido que presentemos la ceremonia en Paga después de que se alcance el acuerdo", dijo Kanda. "No sabemos si también se le pidió a alguien más. Tampoco sabemos la fecha", comentó. El Kremlin declinó emitir comentarios de forma inmediata.

Fuentes diplomáticas dijeron al periódico checo Hospodarske Noviny que la firma en Praga sería simbólica y podría coincidir con la visita programada por Medvedev para el 7 y 8 de abril a la vecina Eslovaquia, así como también con la cumbre anti nuclear en Washington que se realizará entre el 12 y 13 del mismo mes.

El esfuerzo por alcanzar un nuevo acuerdo entre Estados Unidos y Rusia forma parte de las iniciativas para "reiniciar" las relaciones que se han mantenido tensas durante la última década.