Eladio Loizaga, asesor internacional del presidente electo, Horacio Cartes, ratificó que en el Mercosur se vive una crisis institucional, que solo podrá resolverse con un cambio de actitud por parte de los socios. Indicó que los Estados partes del bloque “tienen que sentarse y pensar a dónde va”.

Las declaraciones del principal candidato a canciller del nuevo gobierno fueron vertidas a radio Canal 100 de Asunción.

El diplomático fue consultado sobre la reunión de delegación de cancilleres de los países del Mercosur que se reunieron con el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (NN.UU.), Ban Ki-moon.

Del grupo no participó el actual canciller José Félix Fernández Estigarribia debido a que nuestro país se encuentra suspendido en el bloque regional desde junio del 2012.

En la oportunidad, los cancilleres del Mercosur denunciaron ante el secretario general del organismo mundial el espionaje de Estados Unidos en América Latina, así como el agravio de varios países europeos al presidente de Bolivia, Evo Morales.

“Hemos elevado nuestra denuncia, preocupación e indignación por el sistema de espionaje global revelado por el señor (Edward) Snowden acerca de las actividades de inteligencia de Estados Unidos”, expresó tras la reunión con el secretario general el canciller venezolano Elías Jaua, en nombre del grupo.

Al respecto, Loizaga aseguró que los demás socios ni siquiera se tomaron la molestia de invitar al país para la ocasión e intentar reducir el nivel de conflicto.

“No sé si los cancilleres han ido como Mercosur o solo como cancilleres del Mercosur, o se sumará alguna delegación más”, manifestó el ex embajador en las Naciones Unidas.

Loizaga señaló que el bloque está sumergido en una crisis interna, debido la actitud que tomaron Argentina, Brasil y Uruguay. “El Mercosur tiene una crisis institucional y de relacionamiento comercial. Tienen que sentarse y pensar a dónde va”, puntualizó.

“Ellos pidieron”. El canciller Fernández Estigarribia señaló, escuetamente, que los países del Mercosur pidieron audiencia, pero la Cancillería no recibió ninguna comunicación.