La audiencia preliminar del caso Curuguaty, la matanza que causó hace un año la caída del presidente Fernando Lugo en Paraguay, fue nuevamente suspendida, informó a Efe un abogado de la defensa.

La audiencia en el Palacio de Justicia de Asunción estaba fijada a partir de este miércoles, y el juzgado a cargo del caso debe decidir si se someterá a juicio oral a los 12 campesinos acusados por la Fiscalía de la muerte de seis agentes y once labradores en un tiroteo durante una operación policial de desalojo, el 15 de junio pasado.

A pedido de la defensa, la audiencia ha quedado nuevamente suspendida, sin fecha, ya que la fijada no respetaba los plazos procesales, explicó el letrado defensor, Vicente Morales.

La defensa había recurrido ante la Cámara de Apelación de Saltos del Guairá (este) pidiendo la suspensión del proceso penal hasta que se defina la propiedad de las tierras donde se produjo el enfrentamiento.

El tiroteo se produjo entre grupos de campesinos "sin tierras" y agentes policiales en una finca de Curuguaty que se disputan el Estado y la empresa Campos Morumbi S.A., de los familiares del ya fallecido empresario Blas N. Riquelme.

La Cámara decidió el pasado 13 de junio rechazar el pedido de la defensa y ese mismo día remitió su resolución al juzgado de Curuguaty, que horas después convocó la audiencia preliminar para los días 19 a 21 de junio.

Según Morales, la resolución de la Cámara de Apelaciones "debería haber permanecido tres días hábiles en Saltos del Guairá para que se hiciera firme y cumpliera los plazos mínimos" y por eso se les concedió la suspensión de la audiencia.

La defensa pide que les den "el trámite de prejuicialidad para que se pare el proceso hasta que la Corte Suprema resuelva el litigio (de propiedad) entre el Estado y Campos Morumbi S.A.", dijo Morales.

"Seguimos insistiendo intensamente que debe resolverse la cuestión de la tierra para avanzar con este juicio. Está en la ley, no es un capricho de la defensa", afirmó el abogado.

Los campesinos están acusados de homicidio doloso, asociación criminal e invasión de inmueble por la Fiscalía, cuya investigación concluyó que la Policía fue víctima de una emboscada de los "sin tierras".

Representantes de la Articulación Curuguaty, la Comisión de Sin Tierras de Comunidades de Curuguaty y la Comisión de Víctimas de la Masacre de Marina Kué acudieron hoy a la Fiscalía General para mantener una entrevista con su titular, Javier Díaz Verón.

El portavoz de la Articulación Curuguaty, Fabricio Arnella, explicó a Efe que la Fiscalía debe pronunciarse sobre la propiedad de las tierras.