Santiago de Chile, EFE. Legisladores de Chile y Perú instaron este jueves a no politizar el fallo sobre el litigio marítimo, luego de que la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) anunciara que la resolución se conocerá a partir de septiembre.

Tal pronunciamiento se produjo tras una reunión en Santiago entre el presidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Chile, Gabriel Ascencio, y su homólogo del Congreso peruano, Víctor García Belaúnde.

El diputado chileno pidió no politizar el fallo con la "contingencia política electoral" de su país, que el próximo 17 de noviembre celebrará elecciones presidenciales y parlamentarias.

Esto después de que la CIJ informara el miércoles a las Cancillerías de ambos países que la resolución de la demanda peruana se emitirá a partir de septiembre, cuando el tribunal retome sus actividades tras el receso estival.

García Belaúnde consideró que el litigio que Perú emprendió contra Chile en la CIJ ha servido para que ambos países tomaran "conciencia" de la "necesidad de fortalecer aún más" las relaciones bilaterales.

Ascencio pidió a la clase política chilena que nadie utilice el fallo del tribunal en la campaña electoral "para llevar aguas a su molino, para obtener pequeñas ventajas políticas o para usarlo como bandera política interna".

"Estamos comprometidos a tomar este tema como un tema de estado en que todos los chilenos van a salir respaldando al gobierno (...) Vamos a respetar el fallo y en eso estamos todos absolutamente involucrados", dijo el diputado de la opositora Democracia Cristiana (DC).

García Belaúnde, en tanto, aseguró que la postergación del fallo en La Haya no afecta a su país, aunque "probablemente, esto sí pueda afectar un poco a Chile, pero yo no quisiera que así sea".

"Más bien creo que los chilenos y los políticos chilenos han hecho un gran esfuerzo de madurez y sensatez al expresar en diferentes sectores que el fallo no va a ser tema de las campañas y me remito a lo que han dicho ellos", añadió el congresista peruano.

García Belaúnde consideró que el litigio que Perú emprendió contra Chile en la CIJ ha servido para que ambos países tomaran "conciencia" de la "necesidad de fortalecer aún más" las relaciones bilaterales.

"Evidentemente el proceso pudo haber causado incomodidades en un inicio, pero la parte positiva del proceso es que hemos empezado a valorar mucho más la importancia de las relaciones de amistad y de fraternidad que deben existir entre dos países vecinos y hermanos históricamente", señaló el legislador peruano.

Perú demandó a Chile en 2008 ante la CIJ con el fin de establecer el límite marítimo en una línea equidistante a las costas de ambos países, lo que le daría unos 35.000 kilómetros cuadrados de mar que ahora están bajo soberanía chilena.

Para Chile, la delimitación marítima quedó establecida en tratados suscritos en 1952 y 1954, acuerdos que para Perú sólo tienen carácter pesquero.