El Partido Popular (PP) de España negó este martes la veracidad de nuevos manuscritos publicados por la prensa atribuidos a su ex tesorero Luis Bárcenas que supuestamente prueban el pago de sobresueldos a Mariano Rajoy cuando era ministro.

Si bien el grueso de la información era conocida, se trata de pruebas inéditas que comprometen aún más al presidente del gobierno español con el caso de corrupción que sacude a su fuerza política.

La oposición socialista y el grupo de la Izquierda Plural ya exigieron una comparecencia urgente de Rajoy para que dé explicaciones sobre el caso.

Los documentos, publicados por el diario El Mundo, son una hoja manuscrita supuestamente original de la contabilidad B del PP cuya copia ya publicó el diario El País el 31 de enero pasado.

El periódico revela la documentación tras una entrevista con Bárcenas en la que el ex tesorero confesó –hasta ahora lo había negado- que el PP se financió ilegalmente durante 20 años y pagó sobresueldos a la cúpula partidaria.

Mientras el escándalo sigue creciendo, el partido del presidente del gobierno aseguró en un comunicado que “desconoce dichas anotaciones y su contenido, y no los reconoce, en ningún caso, como contabilidad de esta formación política”.

Mientras el escándalo sigue creciendo, el partido del presidente del gobierno aseguró en un comunicado que “desconoce dichas anotaciones y su contenido, y no los reconoce, en ningún caso, como contabilidad de esta formación política”.

La fuerza derechista reitera que no son veraces e insiste en que su contabilidad es “única” y “ha sido sometida a fiscalización por parte del Tribunal de Cuentas”.

También insiste en que sus dirigentes no cobraron sobresueldos y que el partido colabora con la justicia para esclarecer el caso.

La hoja manuscrita demuestra el pago de sobresueldos a Mariano Rajoy en 1997, 1998 y 1999 cuando era ministro (de Administraciones Públicas y luego Educación) del ex presidente del gobierno José María Aznar.

Estas percepciones habrían vulnerado la Ley de Incompatibilidades de 1995, que prohibía cualquier ingreso extra, público o privado, a los miembros del gobierno, remarca el periódico.

Asimismo, habrían cobrado sobresueldos de forma ilegal el entonces secretario general, Francisco Alvarez-Cascos, Rodrigo Rato (vicepresidente económico), Jaime Mayor Oreja (ministro del Interior) y Javier Arenas (titular del Ministerio de Trabajo).

El dinero en una caja de puros. Los documentos, presuntamente facilitados por Bárcenas, fueron entregados al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, instructor del caso Gürtel y quien además investiga las cuentas B del PP.

Según detalla el director del diario El Mundo, Pedro J. Ramírez, el ex tesorero Alvaro Lapuerta, que era jefe de Bárcenas, le llevaba el dinero en efectivo a Rajoy a su despacho ministerial dentro de una caja de puros.

En las primeras reacciones a la nueva revelación, el ministro de Economía, Luis de Guindos, negó que la estabilidad de España se haya visto afectada por el escándalo de corrupción del PP.

En cambio, el ministro de Relaciones Exteriores, José Manuel García Margallo, reconoció que el escándalo de corrupción “perjudica la Marca España”, en referencia a la imagen del país en el exterior.