Ciudad de México, Excelsior.com.mx. El gobierno federal no teme un incremento de la violencia como consecuencia de la captura del líder del grupo criminal de Los Zetas, Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40, manifestó el presidente Enrique Peña Nieto, en entrevista a bordo del avión TP-02, cuando regresaba de una gira por el estado de San Luis Potosí.

“No temo ninguna reacción, honestamente no. Porque yo creo que está muy claro y es clara la misión que tiene el Estado mexicano de no renunciar a esta tarea, al contrario, estamos en ese compromiso, mi gobierno lo tiene claramente establecido” aseveró.

El jefe del Ejecutivo habló —como lo ha hecho en los últimos siete meses— de que su objetivo es reducir la violencia en el país: “Estamos poniendo especial énfasis en reducir la violencia. Lo que no podemos es alentar la violencia haciendo uso, en la tarea que hacemos de perseguir a la criminalidad, alentando mayor violencia” consideró Peña Nieto.

Cuándo se le preguntó si el siguiente blanco de su administración será el Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel del Pacífico, respondió que su administración no hace un “proceso de selección”, sino que está buscando al mismo tiempo a todos los capos.

“Aquí no hacemos un proceso de selección, estamos buscando, estamos trabajando, combatiendo al crimen organizado, a quienes son blancos señalados por la alta peligrosidad que representan”, expuso.

Reconoce coordinación. Narró que cuando ocurrió la detención de Treviño Morales habló con el secretario de Marina, almirante Francisco Soberón, quien estaba en Washington con el titular de la Secretaría de la Defensa, general Salvador Cienfuegos, quien le habló de cómo se dio la detención del líder de Los Zetas.

“Realmente es gracias a la buena colaboración que estamos teniendo con todas las entidades encargadas de la seguridad” que se dio la detención, afirmó el primer mandatario.

Este martes por la mañana, durante la gira que realizó por el estado de San Luis Potosí, para inaugurar un centro de investigación y desarrollo tecnológico de la empresa 3M, el mandatario habló de la coordinación que permitió la detención.

“El día de ayer, gracias a la buena coordinación que hay entre las distintas entidades del gobierno de la República y de las entidades estatales encargadas de la seguridad, fue posible la aprehensión de uno de los delincuentes más buscados en nuestro país y en otras partes del mundo” comentó.

E insistió en que cuando hay coordinación “uso de inteligencia y tecnología, para realmente combatir la delincuencia, se pueden tener estos resultados de manera muy eficaz”.

Por otro lado, felicitó a la Marina Armada de México y a las demás fuerzas de seguridad del país, por la detención del Z-40.

“Vaya desde aquí mi reconocimiento y felicitación a la Marina Armada de México y a todas las instituciones que se encargan de la seguridad pública hoy en nuestro país, por el trabajo eficiente que están realizando...México seguirá trabajando en esta línea, en esta ruta de acción” expresó.

Y ya a bordo del TP-02 insistió en que su administración “no ha cejado” en el esfuerzo de detener a los líderes de las organizaciones criminales que hay en el país.

El objetivo dijo “realmente es abatir las condiciones de criminalidad, y realmente se advierte una disminución, gradual, de los homicidios. Vamos en la ruta correcta y hay una constante evaluación de las autoridades”.

Seguirá la estrategia. Al Presidente se le preguntó en qué medida ha avanzado su administración en el objetivo de atacar la estructura financiera de los cárteles de la droga, a lo que respondió: “No le puedo adelantar aquí” sobre el tema y se limitó a repetir que su administración seguirá enfrentando al crimen organizado.

Miguel Ángel Treviño Morales fue capturado la madrugada del lunes en los límites de Nuevo León con Tamaulipas, a quien se le decomisaron dos millones de dólares, ocho armas largas y 500 cartuchos útiles.