Gander, Canadá, Excelsior.com.mx. El presidente Enrique Peña Nieto calificó de reproblable, de haber existido un espionaje de Estados Unidos en su contra, cuando fue candidato presidencial, y no descartó abordar este tema con su homólogo estadunidense, Barack Obama, en el marco de la Cumbre del G20.

Entrevistado en su escala técnica en el aeropuerto de Gander, el mandatario mexicano consideró que seguramente en la Cumbre de Líderes del G20 habrá espacio para abordar el tema, “eventualmente un acercamiento, aunque sea casual o formal con el presidente de Estados Unidos”.

Precisamente para dejar en claro nuestra posición de que, eventualmente de haber existido este espionaje en conductas o en formas que no estén apegadas a Derecho, evidentemente México pues las reprueba, las condena y demanda que haya un deslinde de responsabilidades y una investigación sobre el tema”, dijo.

Cuestionado sobre el presunto espionaje de que habría sido objeto como candidato presidencial, el mandatario dijo que en lo personal no le tiene mayor apuro.

No obstante, dijo que lo que “sí es muy claro es que esto es una, de probarse que hubo una acción de uso de medios de espionaje, pues evidentemente, no están permitidos y están en una actuación fuera de la ley”.

Por ello, reiteró que se ha demandado al gobierno norteamericano que se abra una investigación para deslindar responsabilidades y que si eventualmente esto ocurrió realmente se precisa, quiénes, cómo y de qué manera lo hicieron.

Aseguró que están en un diálogo sobre este asunto y se ha citado al embajador de Estados Unidos en México.