Rio de Janeiro, Xinhua. El periodista del diario británico "The Guardian", Glenn Greenwald, dijo este martes que tiene copias de todos los documentos confiscados a su pareja, el brasileño David Miranda, cuando la policía lo detuvo en Londres rumbo a Río de Janeiro, en relación con el caso de Edward Snowden.

En una entrevista a la televisión Globo, Greenwald, quien reside en Río de Janeiro junto a su pareja y que fue el periodista que destapó el caso de la red de espionaje de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en todo el mundo, explicó que guarda todos los documentos que la policía británica le confiscó a Miranda.

Los documentos fueron entregados por Edward Snowden, el ex agente estadounidense que originó el escándalo.

"Tenemos copias de todo y no dejaremos de publicar nada, pues es necesario informar a las sociedades sobre lo que está ocurriendo en el mundo", explicó Greenwald en la entrevista.

Criticó la detención policial por nueve horas en el aeropuerto londinense de Heathrow de Miranda.

La policía "puede retener documentos todos los días y siempre habrá copias de todo", dijo Greenwald, para quien "es necesario mostrarle al mundo la información que las sociedades deben tener".

En la entrevista, David Miranda, de 28 años, aseguró que fue "amenazado todo el tiempo" y calificó la detención de "asustadora".

"Aún siendo asustadora, conseguí estar tranquilo. Imagina un brasileño que es detenido durante nueve horas de una forma como esa, creo que acabas con la persona en todos los sentidos. La persona se queda con mucho miedo", dijo.

Admitió que no hubo "ninguna violencia física", aunque sí "violencia psicológica".

El brasileño se disponía a viajar a Río de Janeiro procedente de Berlin, donde se había encontrado con la documentalista Laura Poitras, quien trabaja con Greenwald y otros periodistas en el análisis de los documentos entregados por Snowden.

Mientras estaba en el aeropuerto de Londres para embarcar a Brasil, seis agentes de la Scotland Yard lo detuvieron durante nueve horas y se apoderaron de todo el material que llevaba, lo que provocó la queja del Gobierno brasileño que ayer citó a consultas al embajador británico en el país para denunciar los hechos.

La detención se ubica dentro del caso Snowden, el ex agente de la CIA que decidió revelar los documentos sobre el esquema de espionaje mundial por parte del gobierno estadounidense, que fueron revelados en junio por los diarios "The Guardian" y "Washington Post".

Snowden se encuentra en Rusia, donde recibió asilo político durante un año pese a la petición de la administración estadounidense de extraditarlo.