Perú reportó este domingo "tránsito interrumpido" en 99 puntos que afectan 18 vías nacionales de diez regiones del país, principalmente en el sur, por las protestas antigubernamentales que han cobrado la vida de 49 personas desde diciembre de 2022. 

Según el último reporte de la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (SUTRAN), los cortes en las carreteras siguen concentrándose en las sureñas regiones de Cusco, Puno y Madre de Dios, aunque también se reportan bloqueos en algunos puntos de Arequipa, Apurímac y Ayacucho, entre otros.

El mapa divulgado por este organismo público muestra que, entre las más zonas afectadas, figura la carretera Longitudinal de la Sierra Sur, que presenta múltiples interrupciones a la altura de las provincias cusqueñas de Anta, Quispicanchi y Chanchis.

Esta misma vía también está siendo afectada por bloqueos en el departamento de Puno, sobre todo entre la localidad de Juliaca y Desaguadero, uno de los principales puntos de tránsito hacia Bolivia. 

Además, se registran, entre otros, cortes en la carretera Longitudinal de Selva Norte, en su paso por algunos puntos de las norteñas regiones de San Martín y Amazonas. 

Cinco carreteras nacionales -entre ellas la Panamericana Sur, la Panamericana Norte y el Corredor Vial Interoceánico Sur- entraron este domingo en estado de emergencia, al igual que las regiones de Lima, Cusco, Puno y la provincia constitucional del Callao. Así lo decretó el Gobierno peruano, que extendió en estas zonas concretas y por 30 días el estado de emergencia. 

Los grupos de manifestantes exigen la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, el cierre del Congreso, el adelanto de elecciones generales a 2023 y la convocatoria a una asamblea constituyente.

La mandataria pidió perdón el 13 de enero si su Gobierno "se equivocó en encontrar la paz y la calma" y afirmó en un mensaje a la nación que no renunciará y seguirá "promoviendo el diálogo y la paz social" para superar la crisis que vive el país.