Lima. La defensa de Alberto Fujimori rechazó el domingo una decisión de la Justicia peruana que ratificó la sentencia de 25 años de prisión por violación a los derechos humanos que pesa sobre el ex mandatario, y prometió que seguirán "luchando" para conseguir su nulidad.

En la madrugada del domingo, la Justicia del país andino confirmó por unanimidad la condena de 25 años de prisión al ex mandatario por la muerte de 25 personas durante una guerra sucia contra la guerrilla en la década de 1990.

"Vamos a seguir luchando, yo creo que a nivel del Perú acá esto se define en el Tribunal Constitucional o en un poder que obviamente tenga otra circunstancia y otra disposición", dijo el abogado de Fujimori, César Nakazaki, a la radio local RPP.

El abogado reiteró que el poder judicial peruano "tiene una posición ideológica en cuanto a generar la destrucción del fujimorismo a través de las condenas del presidente Fujimori, sobre todo en los temas de lucha contra la subversión".

Sin embargo, Nakazaki afirmó que "todavía hay pan por rebanar, incluso hay un hábeas corpus pendiente de resolución (...) un hábeas corpus que recién está en primera instancia y que podría generar la nulidad de esta vista de la causa".

La sala que procesó al ex mandatario -que gobernó Perú con mano dura entre 1990 y el 2000- por el caso de la matanza de 25 personas durante una guerra sucia entre militares y guerrilleros izquierdistas en los primeros años de su Gobierno, dictaminó que deberá estar recluido hasta el 10 de febrero del 2032.

Tras recibir la condena, Fujimori había dicho que interpondría el recurso de nulidad contra la sentencia, mientras que su hija Keiko Fujimori, quien figura en el segundo puesto en los sondeos de opinión hacia la carrera presidencial del 2011, dijo que lo indultarÌa si sale victoriosa en los comicios.

Fujimori permanece recluido en una base policial ubicada en un barrio pobre de Lima, donde especialmente fue construida y acondicionada una cárcel.