Lima, Andina. El diálogo sirve para intercambiar puntos de vista, encontrar acuerdos, pero en ningún caso puede pretender intercambiar papeles o sustituir las funciones o los mandatos que cada actor tiene en el sistema democrático, sostuvo el representante de Idea Internacional en el Perú, Percy Medina.

Al comentar el diálogo que promueve el gobierno, manifestó que la democracia supone, fundamentalmente, una capacidad de diálogo de los actores políticos para ponerse de acuerdo y ubicar en qué no lo están.

Resaltó que el gobierno haya convocado a las fuerzas políticas para dialogar y que estas hayan aceptado ese llamado, lo cual “es en sí misma una buena noticia.”

Medina opinó que el diálogo con las agrupaciones partidarias debe primar en todos los gobiernos democráticos del Perú.

“La democracia supone deliberación, diálogo, acuerdos, consensos y ubicación de los disensos; por lo tanto, el diálogo político no puede ser una acción esporádica, sino que tiene que ser parte de la práctica cotidiana de la acción de gobierno y de la acción de oposición”, añadió.

Nadie pretende que haya unanimidad en todo, porque es contrario al pluralismo político, pero sí es importante que las fuerzas políticas se sienten, discutan y evalúen diversas opciones, manifestó.

Añadió que el diálogo sirve para intercambiar puntos de vista, dar sugerencias y que cada quien cumpla la función que le corresponde: al Ejecutivo le toca gobernar; a la oposición, hacer oposición leal y responsable.

“Por lo tanto, en ningún caso puede pretender intercambiar papeles o sustituir las funciones o los mandatos que cada actor tiene, sino simplemente hacer que cada quien cumpla su labor”, indicó al Diario Oficial El Peruano.

Por su parte, el secretario general de la asociación civil Transparencia, Gerardo Távara, saludó la invitación extendida por el Ejecutivo a los partidos. “El diálogo tiene que formar parte de las prácticas democráticas en todo país.”

“Es muy saludable que el Gobierno haya convocado y que las fuerzas políticas acudan a este diálogo para sumar todos en favor de la sostenibilidad del Perú.”

Resultados. Estas conversaciones, afirmó, se pueden efectuar aun con las agrupaciones manteniéndose en la oposición. “Los partidos no tendrían por qué sentir que deben dejar de ser críticos por asistir a dialogar.”

“El diálogo no tiene por qué ser un compromiso para arrear las banderas de nadie. Es un intercambio de opiniones y de voluntades, pero no tiene por qué significar un consenso total.”

Consideró que al término de este proceso las autoridades del gobierno informen los resultados y cuáles serán las medidas que se adoptarán como resultado de este diálogo, así se notará que fue fructífero.