Lima, EFE. Perú envió 216 cascos azules a Haití como parte de su décimo octavo contingente de las Fuerzas Armadas que se encargará de cumplir acciones humanitarias en el país durante seis meses.

El ministro de Defensa, Pedro Cateriano, y el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, almirante José Cueto, encabezaron la ceremonia de despedida de la Compañía Perú, celebrada en el Cuartel General del Ejército.

Cateriano resaltó que los militares peruanos de la Compañía Perú tienen la oportunidad de fortalecer su proceso de instrucción y de entrenamiento con esta misión.

Los cascos azules son integrantes del Ejército, la Marina de Guerra y la Fuerza Aérea del Perú, y están al mando del teniente coronel Mario de la Matta Castañeda.

A la ceremonia también asistieron los comandantes generales de las tres instituciones armadas del país, altas autoridades militares y civiles del sector Defensa.

La Compañía Perú tiene como objetivo contribuir al mantenimiento de la seguridad de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (Minustah).