Lima. El partido gobernante de Perú presentó el jueves un proyecto de ley para reducir a la mitad, a 2,5 años, el mandato de los legisladores en el Congreso, a poco más de un año de las elecciones generales en el país andino.

La iniciativa fue presentada por la presidenta de la Comisión de Constitución del Congreso, la oficialista Mercedes Cabanillas, para que sea debatida desde marzo, cuando el Legislativo reinicie el período de su sesión anual.

El proyecto implica un cambio en la Constitución, que estipula cinco años para el mandato de los 120 parlamentarios, y por lo tanto su modificación debe ser aprobada en dos períodos legislativos consecutivos. Cada año cuenta con dos períodos legislativos, uno por semestre.

Perú celebrará elecciones presidenciales y para los miembros del Congreso en el primer semestre del 2011. "Se busca una renovación total, en la práctica, a la mitad del período en el Congreso", dijo Cabanillas, presidenta también de la dirección política del Partido Aprista Peruano.

La propuesta del partido oficialista va más allá de una iniciativa lanzada el año pasado por el gobierno del presidente Alan García, que busca renovar la mitad del Congreso unicameral peruano cada dos años y medio.

Para este último plan, muy criticado por la oposición, partidarios de García -cuya aprobación a su gestión es de sólo 30%- intentan recopilar las 1,5 millones de firmas necesarias para realizar una consulta popular que dé visto bueno a ese proyecto.

Las fuerzas políticas en el Congreso peruano están divididas y el partido oficialista ha tenido que recibir el apoyo de otros bloques para sacar adelante sus proyectos.

El APRA tiene 36 legisladores, el opositor Partido Nacionalista 26 y el grupo del ex presidente Alberto Fujimori 13 representantes, entre los bloques más importantes en el parlamento peruano.

Daniel Abugattás, legislador nacionalista, dijo que su partido evaluará la propuesta aunque "de manera personal yo estaría de acuerdo con reducir el período parlamentario".

Carlos Bruce, legislador del partido del ex presidente Alejandro Toledo, se mostró en desacuerdo con el plan del partido oficialista.

"Lo que me llama la atención es que el partido de gobierno, en su último año, está presentando reformas de gran trascendencia", afirmó. "Esto huele a un aprovechamiento político", agregó.

El Congreso es la institución más desprestigiada por los peruanos, con 80% de desaprobación, debido a los constantes escándalos por mala conducta y casos de corrupción entre sus miembros, según sondeos de opinión.

El presidente García, que no puede postular a una reelección, fue elegido a mediados del 2006 para un período de cinco años, junto con los actuales miembros del Congreso.