La Fiscalía de Perú identificó con una prueba de ADN a Marco Antonio Quispe Palomino, alias "camarada Gabriel", como el segundo de los tres miembros del grupo terrorista Sendero Luminoso muertos durante un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad, confirmó a Efe una fuente de la institución.

"Gabriel" era uno de los principales mandos militares de la facción de remanentes de Sendero Luminoso que opera en la zona del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) bajo las órdenes de su hermano mayor, Víctor Quispe Palomino, más conocido como "José".

El domingo 11 de este mes, se registró un enfrentamiento entre un grupo armado y las fuerzas de seguridad en la localidad de Llochegua, ubicada en el VRAEM, el principal valle cocalero del país, lo que dejó a tres subversivos muertos.

Al día siguiente, los restos de los miembros de Sendero Luminoso fueron trasladados a Lima para ser analizados en la morgue de la ciudad.

El sábado pasado, la Fiscalía identificó al primero de los subversivos como Alejandro Borda Casafranca, "Alipio", el primer mando militar del grupo, mientras que continúan las pesquisas para identificar al tercer hombre, que inicialmente fue señalado como "camarada Alfonso".

"Es plena la identificación del camarada "Alipio" y el camarada "Gabriel". Hasta el momento no se han acercado ninguno de los familiares de estas dos personas... Ya se determinará si sus restos serán usados para estudios o serán enterrados en una fosa común", expresó la fuente.

"Alipio", de 46 años, participó en emboscadas al Ejército y a la Policía desde 2009 y el año pasado dirigió el secuestro de 36 trabajadores de empresas proveedoras del consorcio de gas de Camisea, además del derribo de un helicóptero policial que causó la muerte de su piloto y un ataque al aeródromo de Kiteni.

El presidente Ollanta Humala señaló la semana pasada que con el abatimiento de estos tres cabecillas que operaban vinculados al narcotráfico del VRAEM se ha dado un "golpe serio e irreversible" a la estructura militar de esta organización.