El gobierno no cederá al chantaje de los mineros ilegales que han anunciado la radicalización de sus medidas de protesta si no se paraliza la interdicción en Madre de Dios, aseguró el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal.

Subrayó que esta tarea continuará en los ríos de ese departamento y anunció que se ampliará al Napo y al Putumayo, tras subrayar que el diálogo por la formalización de los mineros informales no puede realizarse a costa de permitir la destrucción del medio ambiente.

"Esas acciones de interdicción van a continuar, el gobierno no va a permitir el uso de maquinarias en los cauces de los ríos porque altera significativamente con consecuencias de largo plazo, en algunos casos irreversibles (...)", subrayó.

Indicó, además, que el gobierno perseverará a pesar de las medidas de presión que ejecutarán los mineros ilegales.

"Que vamos a sentir la presión, la vamos a sentir todos los peruanos, y eventualmente será fuerte, pero tenemos que resistirlo", subrayó..

En declaraciones a Canal N, señaló que esta es una lucha no solo del gobierno, sino de toda la sociedad, la cual debe rechazar con energía que se siga contaminando el medio ambiente y afectando la salud de las personas.

La Federación de Mineros de Madre de Dios (Fidemin) ha anunciado que este viernes decidirán su radicalizan su medida de fuerza en protesta por la destrucción de maquinaria pesada por parte del Ministerio del Ambiente.

"No podemos permitir que esta gente de Fedemin diga 72 horas o si no correrá sangre, esta no es una lucha de Pulgar Vidal, esta es una lucha de la sociedad peruana que esta harta de ver como destruyen los cuerpos de agua, por parte de gente absolutamente irresponsable", señaló Pulgar-Vidal.

Agregó que en lo que va del año se han realizado catorce interdicciones, en las cuales se han destruido o decomisado retroexcavadoras, dragas y balsas tracas en los ríos.

Estas acciones se suman a las 72 intervenciones que se hicieron el año pasado.

Respuesta. Por otro lado, el ministro respondió a la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien señaló que el gobierno no tiene claro la ruta que debe seguir el país.

Al respecto, dijo que sí hay un camino definido, que es el crecimiento económico con inclusión social.

Destacó, además, las reformas salariales en educación, policía, fuerzas armadas y ahora el sector salud, además de la política previsional y la reforma tributaria.

Señaló que esa política busca proteger desde el niño hasta el adulto mayor en situación de pobreza.

También reiteró su punto de vista de que el expresidente Alan García hizo un protagonismo innecesario cuando el miércoles pasado, en medio de su diálogo con el Gobierno, propuso un decreto supremo para suspender el aporte de los trabajadores independientes.

Dijo que el gobierno ya había anunciado que presentaría un proyecto al respecto, como así sucedió, por lo que la propuesta del expresidente era innecesaria y respondía a un exceso de protagonismo inconveniente en un diálogo político.