Lima. Perú pidió este martes tomar con serenidad los comentarios de un militar chileno de alto rango que aseguró que Chile tiene la potencia para "pegar fuerte", al justificar nuevas compras de armamento, en momentos en que ambos países enfrentan una disputa limítrofe marítima.

El primer ministro peruano, Javier Velásquez, afirmó en tanto que los países vecinos tienen "el derecho de hacer las adquisiciones que quieran", pero que Perú mantendrá su posición firme de un pacto de no agresión y de no caer en el "juego de una carrera armamentista".

"Creo que las declaraciones que puede dar un funcionario de un Estado vecino, con relación a sus adquisiciones (...) hay que tomarlas también con serenidad", afirmó Velásquez a periodistas.

"Este tipo de versiones o de opiniones dadas de ninguna manera pueden ingresar a las agendas de los Estados para que puedan ser parte de un debate o de una preocupación", agregó.

En la víspera, el jefe de la Fuerza Aérea chilena, Ricardo Ortega, dijo al anunciar la compra de aviones de combate usados a Holanda, que la adquisición se enmarcaba dentro de un plan de modernización para darle "seguridad" a los chilenos para seguir creciendo.

Perú ha acusado varias veces a Chile de estar inmerso en una carrera armamentista, en momentos en que ambos países enfrentan una disputa limítrofe marítima que se dirime en la corte internacional de La Haya, aunque Santiago justifica sus compras como una renovación de armamento.

"Por lo menos en Perú, nosotros no vamos a caer en el juego de insertarnos en una carrera armamentista porque significaría reemplazar balas por alimentos", afirmó Velásquez.

"El señor (Sebastián) Piñera (presidente electo de Chile) ha invitado al presidente a la trasmisión de mando y ha dado opiniones que van en camino a promover una confianza en las relaciones Perú-Chile", agregó.

Piñera, que se impuso en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, asumirá el poder el 11 de marzo por un período de cuatro años.