Santiago, Xinhua. El presidente de Chile, Sebastián Piñera, admitió este miércoles que su gobierno resulta el peor afectado por la crisis de indefinición presidencial que atraviesa el oficialismo para elegir candidato presidencial rumbo a las elecciones de noviembre próximo.

"El gran damnificado con todos estos conflictos ha sido el gobierno", dijo Piñera en una actividad pública este miércoles.

Añadió que el gobierno que encabeza "ha tenido que prestar, en el buen sentido de la palabra, poner a disposición de los partidos siete ministros para enfrentar el desafío presidencial".

Los dos partidos de la Alianza gobernante atraviesan una crisis ante la ausencia de liderazgo en la carrera presidencial tras la renuncia sorpresiva del ex ministro de Economía, Pablo Longueira, aquejado por una depresión.

El partido Renovación Nacional (RN), de Piñera, aceptó anoche la determinación de su socio de coalición, el principal partido del bloque, el conservador Unión Demócrata Independiente (UDI) quien nominó como su abanderada a la ex titular del Trabajo, Evelyn Matthei. La decisión que despierta incomodidad en la coalición aún no ha sido ratificada, agregando una cuota de incertidumbre a sólo cinco meses de las elecciones presidenciales. Piñera saludó el acuerdo.

"Me alegro mucho que después de una semana muy confusa, para olvidar, finalmente está empezando a primar la cordura y está primando la unidad y la generosidad dentro de la Alianza, porque yo creo que hay que enfrentar esta elección con un candidato de unidad", agregó.

El oficialismo enfrentará en noviembre a la ex presidenta Michelle Bachelet, favorita para las elecciones presidenciales, según distintos sondeos.