Este miércoles el presidente Sebastián Piñera presidió una ceremonia para conmemorar los 30 años desde el retorno a la democracia, haciendo hincapié en el estallido social y lo que ha significado para Chile, como también sobre el plebiscito de abril.

El presidente hizo un rápido repaso sobre la historia previa, narrando sobre cómo se llegó a la dictadura militar y cómo se recuperó más tarde, en la década de 1990.

Piñera recordó las palabras del expresidente Aylwin cuando asumió la presidencia tras el retorno a la democracia, quien señaló que la libertad había que cuidarla.

También anunció que presentará, en las siguientes semanas, tres proyectos de ley. El primero guarda relación con detener los abusos, colusiones y cárteles que se organizan para realizar acciones que atentan contra la libre competencia, como también sobre delitos económicos.

“Esta criatura (se refería a la democracia) está naciendo. Esta libertad que estamos reconquistando tenemos que cuidarla, y la vamos a cuidar en la medida en que sepamos respetarnos los unos a los otros, en que no volvamos jamas a convertirnos unos chilenos en enemigos de otros chilenos, podemos pensar distinto, tener distintas creencias, adorar a dios según nuestra propia fe, pero todos juntos constituimos esa patria que construyeron O’Higgins, Carrera y los demás padres de la patria”, citó Piñera.

Agregó que “esas palabras recogían las lecciones de las traumáticas décadas que habían antecedido a la recuperación de la democracia, pero también, sin duda esas palabras tienen hoy plena vigencia”.

Del mismo modo recordó los avances de la agenda social, mencionando la tramitación del ingreso mínimo garantizado, la puesta en marcha del aumento al pilar solidario y de la congelación del alza eléctrica.

En esa línea, también anunció que presentará, en las siguientes semanas, tres proyectos de ley. El primero guarda relación con detener los abusos, colusiones y cárteles que se organizan para realizar acciones que atentan contra la libre competencia, como también sobre delitos económicos.

Mientras tanto, el segundo y tercer proyecto buscarán fortalecer la capacidad del Estado para proteger los derechos de los consumidores y de los trabajadores, respectivamente.

Asimismo, mencionó la serie de medidas que se han implementado para mitigar el impacto económico del estallido social, las que han beneficiado a las pequeñas y medianas empresas.

Además, hizo hincapié en el proceso constituyente, señalando que ambas opciones para establecer dicho proceso son igualmente legítimas.

“Estoy convencido que la inmensa mayoría de los chilenos queremos mejorar, perfeccionar, modernizar, cambiar nuestra Constitución y por eso el Gobierno ha impulsado y ha respaldado el acuerdo que alcanzaron un importante grupo de partidos políticos”, sostuvo.

Añadió que “ese acuerdo, que se consagró posteriormente en una reforma constitucional, abre un camino para discutir y avanzar en materia constitucional que incluye dos opciones (…) las dos son igualmente legítimas e igualmente democráticas para perfeccionar, modernizar o cambiar nuestra Constitución”.

“El país, los chilenos, van a resolver el camino el 26 de abril próximo y todos tenemos que respetar la decisión libre y soberana que tomen nuestros compatriotas”, adujo.