Santiago. El recién asumido presidente de Chile, Sebastián Piñera, aseguró que cumplirá con un manejo económico responsable, pese a que deberá destinar miles de millones de dólares a reconstruir el país tras el devastador terremoto y tsunami de hace casi tres semanas.

En su primera cadena voluntaria de televisión y radio, Piñera dijo que el potente terremoto de magnitud 8,8 del pasado 27 de febrero dejó más de 400 fallecidos, al menos 100 desaparecidos y unos US$30.000 millones en pérdidas.

"Quiero ratificar nuestro compromiso con una política macroeconómica responsable, con mantener la competitividad de nuestra economía y con la recuperación del equilibrio fiscal estructural", dijo Piñera.

"Sin embargo, la crisis económica y el reciente terremoto y maremoto nos exigen una aproximación gradual a algunos de estos objetivos, los cuales estarán plenamente logrados hacia el fin de nuestro gobierno", agregó.

Según el mandatario, el desafío de levantar a Chile va mucho más allá de simplemente reparar lo que dejó el terremoto y posterior tsunami.

Con el fin de financiar los US$30.000 millones necesarios para reparar los daños a la infraestructura y recuperar la producción perdida, el gobierno recurrirá a uno de sus fondos soberanos, implementará prácticas de austeridad fiscal, revisará el presupuesto 2010 y solicitará préstamos a entidades multilaterales, dijo Piñera.

Inversionistas y analistas no descartan un aumento de bonos soberanos en el mercado local.

Con información de Dow Jones y Reuters