El presidente de la República Sebastián Piñera se refirió a la renuncia de Pablo Longueira como representante de la Alianza en las elecciones presidenciales de diciembre, aludiendo motivos de salud, la tarde de este miércoles.

El mandatario señaló que conversó con la esposa del renunciado presidenciable gremialista, Cecilia Brinkmann, ocasión en la cual tuvo la oportunidad de “expresarle a ella, a Pablo y a sus hijos nuestra comprensión, nuestra solidaridad y nuestro cariño”.

En relación al momento personal que vive el ahora ex candidato, Piñera expresó que “si hay algo que caracteriza a Pablo Longueira es la forma en que asume los desafíos de la vida: siempre con nobleza, coraje, pasión y una vocación de servicio público que ha sido su compañera de toda la vida”.

Sobre el mismo tema, dijo estar seguro de que para Longueira “esta decisión no ha sido fácil, pero estoy totalmente seguro de que la ha tomado pensando en lo mejor para Chile y en lo mejor para la Alianza”.

Nada de pequeñeces. Dirigiéndose a su coalición política, en tanto, el presidente dijo que “hay momentos en la vida en que se requiere grandeza, generosidad y unidad...y este es uno de esos momentos para la Alianza por Chile”.

“Hoy no es tiempo de pequeñeces ni de divisiones. Y quiero pedirles a todos los dirigentes, simpatizantes y partidarios de la Alianza por Chile que sepamos actuar como chile espera de nosotros”, subrayó.

Finalmente, concluyó su mensaje “deseándole en nombre de mi mujer, Cecilia, y el mío propio, un abrazo cariñoso a Pablo Longueira, a su mujer, Cecilia, y a todos sus hijos, que entregaron lo mejor de sí mismos, en esta breve pero fecunda campaña presidencial”.

* Vea además en Nación.cl: Bachelet: No me corresponde opinar respecto a decisiones de la Alianza