Santiago. Un especial recuerdo a las víctimas del terremoto que azotó a Chile el pasado 27 de febrero, marcó el primer discurso del nuevo presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien nuevamente pidió por la unidad del país para su reconstrucción.

Desde un balcón del palacio de La Moneda, el mandatario afirmó que “Vamos a reconstruir Chile todos juntos, piedra por piedra, ladrillo por ladrillo, y no sólo lo vamos a reconstruir, sino que lo vamos a reconstruir mejor, vamos a dar todos juntos ese gran salto hacia el futuro y el progreso, hoy más que nunca necesitamos coraje y no cobardía, voluntad y no indiferencia, vamos a necesitar más que nunca esa esperanza en nuestro Dios y nuestro pueblo”.

En esta línea, hizo un llamado a la población del país: “chilenas y chilenos, cada generación tiene sus desafíos, quizás esta generación tiene el desafío de decidir en qué país queremos seguir viviendo, en qué país queremos que vivan nuestros hijos y nietos”.

Respecto al momento en que asume la presidencia –que incluyó fuertes réplicas en la ceremonia de cambio de mando-, Sebastián Piñera dijo que “este momento es histórico porque en septiembre de este año vamos a cumplir 200 años como nación independiente y dramático, porque Chile fue golpeado por el terremoto”, informó La Tercera.

Agregó que “a partir de hoy en que enfrento, sin duda, el mayor desafío de mi vida, con mucha humildad y con plena conciencia de mis limitaciones, pero también con entusiasmo y una voluntad férrea e inquebrantable quiero asumir el compromiso con nuestra patria".

Al referirse al sismo que devastó al centro sur de Chile, indicó que “cientos de miles de chilenos veían como el terremoto había destruido su hogar, millones resultaron damnificados, hoy todos los chilenos compartimos el dolor y estamos decididos e extender nuestras manos e ir en su ayuda”

Asimismo aseguró que “quiero que todos nuestros compatriotas sepan que siempre se les va a hablar con la verdad, que mientras duerman hay un gobierno que trabaja para que sus hijos tengan un mejor amanecer".

Y puntualizó que el drama vivido por el país "nos va a fortalecer… Si antes dijimos que íbamos a hacer las cosas bien, ahora la haremos mucho mejor, si antes dijimos que íbamos a estar cerca de la gente, hoy sus dolores y esperanzas serán nuestros dolores y nuestras esperanzas", sostuvo.

"Esta fuerza surge de la plena convicción de que en esta tarea no estamos solos, estamos junto a un pueblo valiente, generoso, con un equipo de gobierno con servicio público", enfatizó

Piñera concluyó la actividad con una ceremonia de recuerdo de las víctimas del terremoto, para lo cual salió del palacio de gobierno, acompañado por su esposa Cecilia Morel. Ambos encendieron las velas de quienes se ubicaban al borde de la alfombra roja.

Luego un minuto de silencio, el nuevo jefe de Estado de Chile afirmó que "este momento de silencio, esta canción del silencio tocada con toda la emoción de las trompetas, estas velas que hoy día iluminan la Plaza de la Constitución son nuestro homenaje a aquellos cientos de chilenos y chilenas que perdieron sus vidas producto de este terremoto o de este maremoto".