Bogotá. Por el vencimiento de términos en el proceso, un juez colombiano concedió la libertad a 17 uniformados involucrados en los llamados "falsos positivos", tras la petición que, en ese sentido, elevaron sus abogados.

A pesar de que al alto funcionario judicial admitió que ha habido dilaciones promovidas por los apoderados de los militares, no encontró objeciones válidas, ante su pedido de permitir la salida de los acusados de su lugar de detención.

El titular del despacho aceptó los argumentos de la defensa, que manifestó que ya se habían cumplido más de los 90 días establecidos en la ley para que se iniciara la etapa de juicio, y de ahí la base de su exigencia.

Teniendo en cuenta que sus detenciones se produjeron hace 158 días, insistieron sus abogados, los uniformados deberían recuperar su libertad. De todos modos, los uniformados seguirán respondiendo ante la justicia.

La fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos encargada del caso, le solicitó al juez que no aceptara la petición de libertad, al asegurar que fue la defensa la que ha ocasionado las demoras, a través de maniobras dilatorias.

Los agentes estatales fueron vinculados al proceso tras el avance en las investigaciones por la desaparición de 11 jóvenes en Soacha. Las víctimas fueron asesinadas y vestidas como insurgentes, dando origen al escándalo de ejecuciones extra judiciales conocidas como "falsos positivos".

Meses después, se produjeron otros casos similares que han sido de conocimiento de organismos, como la Fiscalía General de la Nación, que tiene más de 1.200 investigaciones relacionadas con el tema.

En este caso particular, los militares fueron acusados de desaparición forzada agravada, homicidio agravado y concierto para delinquir agravado.