Lima. La policía peruana lanzó este jueves gases lacrimógenos a una protesta estudiantil pacífica que se desarrollaba en calles de esta capital en contra del proyecto de una nueva Ley Universitaria que se debate en el Congreso.

La protesta se salió de control cuando la policía lanzó bombas lacrimógenas a los inconformes que se encontraban en las inmediaciones de la sede del Legislativo, a lo que los estudiantes respondieron con piedras, con saldo de varios heridos.

Según el diario local "El Comercio", hasta el momento el estudiante de la Universidad de la Cantuta Jon del Castillo y los policías Rodolfo La Rosa y Kamerón Núñez se reportan como heridos en la trifulca.

El presidente de la Federación de Estudiantes del Perú, Michael Ortiz, reiteró la demanda de que se archive la propuesta de Ley Universitaria a la que calificó de unilateral y autoritaria, por no contar con la opinión de la comunidad de alumnos.

"No nos oponemos a una nueva ley, pero debe ser una ley consensuada, donde haya una reforma universitaria", expresó Ortiz durante la protesta masiva, que reunió a representantes de universidades provenientes de todo el territorio peruano.

Entre otras demandas, los estudiantes y catedráticos reclaman que se escuchen sus propuestas porque las instituciones académicas también tienen muchas necesidades de mejores presupuestos y modernización de infraestructuras.

Ortiz agregó que una nueva ley para el sector debe tener en cuenta el respeto de la autonomía universitaria, como una garantía para el buen desenvolvimiento de sus actividades académicas, científicas y de investigación.

La marcha, que inició de manera pacífica en la céntrica Plaza 2 de Mayo, se desplazó por las principales avenidas de la capital peruana.

Los estudiantes y académicos lanzaban sus proclamas y exhibían sus banderolas con inscripciones como "¡Abajo la Ley Universitaria!, ¡Reforma pero con participación universitaria!", entre otras peticiones.

Paralelamente, las marchas de las universidades peruanas coincidió con otra marcha de trabajadores estatales, que protestaba contra la recién aprobada Ley del Servicio Civil, que busca reformar el sistema laboral en las instituciones públicas.

En otras ciudades del país, informaciones provenientes de estas zonas también destacaron las protestas en contra de la propuesta de ley y en rechazo a la reforma laboral en las entidades públicas.