Brasilia.- El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, habló este miércoles sobre Venezuela con el nuevo gobierno brasileño de extrema derecha, en el contexto de lo que denominó un frente conjunto contra regímenes autoritarios en América Latina.

Conversando con medios tras reunirse con el nuevo ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Ernesto Araújo, Pompeo mencionó a Venezuela, Cuba y Nicaragua como países que no tienen valores democráticos compartidos.

"Tenemos una oportunidad de trabajar juntos contra regímenes autoritarios", dijo el funcionario estadounidense sobre las relaciones de su país con Brasil, un día después de que el militar retirado Jair Bolsonaro asumió como presidente.

En respuesta a Pompeo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela dijo en un comunicado el miércoles que "rechaza categóricamente" la "actitud intervencionista del Secretario de Estado de Estados Unidos" y lo acusó de buscar apoyo entre los países latinoamericanos para un cambio de régimen por la fuerza en el país petrolero.

Venezuela lleva cinco años de recesión y sufre una hiperinflación que ha mermado los ingresos de sus ciudadanos y contribuido a la migración de 3 millones de personas desde 2015, según Naciones Unidas. Países vecinos como Brasil y Colombia han recibido gran parte de los expatriados.

Estados Unidos ha impuesto sanciones que han afectado a los funcionarios venezolanos y a las operaciones financieras de entidades oficiales.