Buenos Aires, Xinhua. La presidenta Cristina Fernandez censuró este jueves con firmeza a la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) luego de que ésta declaró "inconstitucional" su propuesta de reforma para la elección popular de los consejeros de la magistratura.

La jefa de Estado, durante un acto público que lideró en la ciudad de Rosario, unos 360 kilómetros al norte de Buenos Aires, donde se celebró oficialmente el Día de la Bandera, señaló que "no sería extraño que el Poder Judicial dicte una medida cautelar que le impida a los argentinos elegir legisladores o presidente".

El martes, la CSJN declaró inconstitucional la reforma judicial promovida por el gobierno de Fernández.

La sentencia de la Corte supone la cancelación de las votaciones previstas para el 11 de agosto.

El alto tribunal consideró por seis votos a favor y uno en contra que "no se puede obligar a los jueces, abogados y académicos a someterse a elecciones populares".

Fernández dijo a ese tribunal supremo que "los argentinos podemos votar y elegir libremente al menos en dos de nuestros poderes, por ahora".

Irónicamente, la mandataria expresó que tomará "con humor" las sentencias adversas de la Justicia a sus iniciativas gubernamentales, emitidas por jueces que están exceptuados de pagar algunos tributos.

En cadena nacional, la presidenta denunció, refiriéndose al Poder Judicial, que "me la van a querer hacer todavía más difícil, porque cuando uno toca determinadas corporaciones y poderes, enseguida viene el vuelto.

"No importa si mi rol en la historia es haber abierto el debate por una justicia democrática; estoy dispuesta a aguantar todo lo que se me venga encima", agregó.

A este respecto, la diputada oficialista Diana Conti dijo este jueves a la redioemisora local "La Red", que la Corte Suprema de Justicia "es igual a la menemista (del entonces presidente Carlos Menem)", y llamó a "estar atentos" porque el máximo tribunal de la República intenta "debilitar a este gobierno".

"Hay países latinoamericanos que, por fallos de la Corte Suprema, han sacado a un presidente. Hay que estar preparados para resistirlo. Creo que el pueblo no lo toleraría, pero si la ametralladora mediática intenta mostrar que sólo lo que dice la Corte es lo que dice la Constitución, vamos a tener que estar atentos", enfatizó.

Por su parte, el senador Marcelo Fuentes, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, perteneciente al oficialista Frente para la Victoria (FpV) sostuvo que "es necesaria" una modificación de la Carta Magna, y que la Corte "optó por cerrar filas en la corporación judicial".