Quedan seis meses para que Sebastián Piñera deje la presidencia de Chile. En este contexto, el mandatario ya comenzó a despedirse, y este sábado la Revista Ya publicó una entrevista donde habla de su gobierno.

Desde un lado más íntimo, Piñera comentó que se va "más humilde. Uno con los años se va poniendo más humilde", y confesó que durante su mandato "he ganado canas, arrugas, pero siento que he ganado en comprensión, en sabiduría".

El presidente señaló que su mujer, Cecilia Morel, ha sido su gran apoyo, pero a la vez la más crítica. "A veces me critica con mucha dureza y yo le digo, cuando llego a la casa: 'Mira, Cecilia, lo-ú-ni-co que quiero es un minuto de paz. Así que mañana te recibo en la mañana", contó.

Piñera confesó que durante estos cuatro años ha llorado y que uno de sus grandes dolores han sido los ataques que ha recibido por parte de su hermano José. "Es un dolor asumido... cuando lo leo o cuando lo escucho. El resto de la familia somos muy unidos, achoclonados".

El mandatario se refirió además sobre una posible reelección, manifestando que "de repente pienso, ¿y qué les pasaba a los presidentes cuando ya no están en La Moneda? ¿Por qué Lagos quiso volver, Frei quiso volver, la Michelle Bachelet quiere volver? Me tinca que a uno le pasa que echa de menos lo que no tiene".

Lea además en La Nación.cl: Matthei dice que hay periodistas con “moral de dueña de casa del siglo XVIII”