El presidente Sebastián Piñera asumió este jueves los “errores” cometidos durante el último censo y ofreció “humildemente perdón a todos los chilenos”, pero destacó que su gobierno está comprometido con la transparencia.

Explicó que el "principal error fue que cerca del 9% de los chilenos no fueron debidamente censados" y tras afirmar que " todos los censos tienen omisión" aclaró que en este caso "la omisión fue más allá de lo recomendable.

Pero al mismo tiempo destacó la actitud de su gobierno ante estos errores.

Este gobierno no quiso “barrer bajo la alfombra” los errores sino que "dio la cara y miró a los ojos a los chilenos" y tomó las medidas que debían tomarse para garantizar la “transparencia”, dijo el mandatario durante una ceremonia para celebrar el día de los dirigentes sociales.
Aseguró que tras confirmarse los errores, él mismo le pidió la renuncia al director del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) "porque sentí que tenía responsabilidades en esos errores" y se nombró una nuevo titular que convocó a un "panel de expertos que actuó con total autonomía" para decirnos la verdad y no "lo que queríamos escuchar".

"Ayudas para tomar las mejores decisiones". El mandatario apuntó que al panel de expertos se le pidió un diagnóstico de los errores que se cometieron y nos propusiera un curso de acción para resolverlos.

"Ayer ese panel le entregó ese informe en forma pública a todos y cada uno de los chilenos, porque queríamos actuar con total transparencia", dijo el presidente, quien anunció "haber estudiado con detención y profundidad tanto el diagnóstico como las recomendaciones".

Apuntó que el director del INE también "pidió a organizaciones mundiales de reconocido prestigio y calidad" que también nos ayuden a tomar las mejores decisiones.

Cuando recibamos estos informes "vamos a tomar, en forma totalmente transparente, todas las decisiones que sen necesarias para corregir los errores del censo del 2012".

"Si fuera estrictamente necesarios tendríamos que repetir el forma abreviada el censo", admitió el Jefe de Estado. "Esa decisión aún no está tomada", agregó.

INE de todos los chilenos. Además, anunció un proyecto para que el INE no sea más un ente dependiente de un Gobierno, sino “de todos los chilenos”.

Y se comprometió: “Chile va a tener un censo que nos va a dar garantía y seguridad a todos los chilenos y que nos va a permitir guiar todas las políticas que apuntan a mejorar la calidad de vida”.

* Vea además en Nacion.cl: Ministro de Economía responsabilizó al ex director del INE del "mal" censo