Bogotá, Xinhua. El presidente colombiano Juan Manuel Santos dijo este martes que no permitirá que la eventual liberación del soldado estadounidense en retiro, Kevin Scott Sutay, por parte de la guerrilla de las FARC, sea utilizada por este grupo como un supuesto gesto humanitario que el mundo debe agradecerles.

El mandatario recordó que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), con las cuales el gobierno lleva a cabo un proceso de paz desde hace ocho meses, han faltado al compromiso de no secuestrar a más personas como una de las condiciones para que avancen las negociaciones.

"Esos señores de las FARC, violando en forma flagrante el compromiso que hicieron al comienzo de las conversaciones, mantienen secuestrado a un ciudadano norteamericano. Y no lo secuestraron antes. Lo secuestraron recientemente, sin ningún tipo de justificación, sin ninguna razón", recordó.

Sutay, soldado retirado de la infantería de marina estadounidense, fue secuestrado el pasado 20 de junio en la zona rural de El Retorno, cuando se dirigía a San José del Guaviare (sur) para visitar la sede de la base militar del Barrancón, donde se encontraban militares estadounidenses.

La semana pasada la guerrilla emitió un comunicado en el que confirmó la retención de Sutay y ofreció su liberación como un gesto humanitario como parte del proceso de paz que se desarrolla en La Habana, Cuba, con el cual se busca poner fin a casi 50 años de conflicto armado en Colombia.

"A pesar del derecho que nos asiste para mantener al soldado Kevin Scott como prisionero de guerra, hemos tomado la decisión política de liberarlo como un gesto que se enmarca dentro del ambiente de las conversaciones que se adelantan en La Habana con el gobierno", señalaron las FARC en un comunicado.

El presidente Santos rechazó sin embargo la propuesta del grupo guerrillero de conformar una comisión humanitaria que incluye a la ex senadora colombiana Piedad Córdoba, con la finalidad de facilitar la liberación de Sutay, al subrayar que sólo el Comité Internacional de la Cruz Roja puede llevar a cabo este tipo de operaciones.

Piedad Córdoba participó en el pasado como mediadora para la liberación de rehenes por parte de las FARC.

"Quiero decirles en forma clara y contundente, no voy a permitir ni que la señora Piedad Córdoba, ni ningún funcionario de ninguna naturaleza vaya por este señor que tienen secuestrado. Unicamente voy a permitirle a la Cruz Roja que, en forma totalmente discreta, haga los preparativos del caso.