El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, realizó cambios en la cúpula militar y policial del país, y subrayó que los oficiales entrantes tendrán como reto continuar con los operativos para derrotar a los grupos alzados en armas y la delincuencia organizada.

Santos hizo el anuncio en la Casa de Nariño (sede de gobierno), en compañía de la nueva cúpula militar así como de la saliente.

"La nueva cúpula militar y policial tiene la enorme responsabilidad de reemplazar al mando de las Fuerzas Armadas que más resultados ha cosechado en la historia reciente de Colombia en la lucha contra el terrorismo, las bandas criminales, el narcotráfico, la minería criminal y la delincuencia común", manifestó.

Los integrantes de la nueva cúpula militar son: comandante general de las Fuerzas Militares, general Leonardo Barrero; jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares, general Hugo Acosta; comandante del Ejército, general Juan Pablo Rodriguez; comandante de la Armada, vicealmirante Hernando Wills; comandante de la Fuerza Aérea Colombiana, general Guillermo León; y el director de la Policía, general Rodolfo Palomino.

"Cada uno de estos hombres, a través de sus respectivas carreras, se ha caracterizado por haber contribuido, mediante su liderazgo, su compromiso, su capacidad y claro mediante golpes decisivos, al debilitamiento y la desarticulación de organizaciones criminales que han vulnerado la seguridad de los colombianos", comentó.

Santos declaró que los nuevos mandos de las Fuerzas Armadas tendrán como reto "debilitar aún más a los grupos terroristas" y además, suspenderles sus fuentes de financiamiento como es el caso de la minería ilegal.