El presidente de Ecuador, Rafael Correa, emplazó este sábado a la cadena de televisión estadounidense en español Univisión para que demuestre hasta el próximo lunes que él conocía sobre la supuesta entrega de un salvoconducto al ex contratista de la CIA, Edward Snowden, acusado de espionaje por Estados Unidos.

"Le damos hasta el lunes para que demuestren que yo he ordenado ese salvoconducto. Si hasta el lunes no presentan que yo he sabido de esto, quedarán como mentirosos", afirmó el mandatario en su acostumbrado informe semanal de labores.

Correa se refirió a una información divulgada por ese medio de comunicación estadounidense, según el cual, el mandatario revisó y aprobó un salvoconducto otorgado a Snowden, el cual le permitirá viajar a Ecuador en busca de asilo político.

Univisión divulgó un documento que -según aseguró- es el salvoconducto concedido por Ecuador a Snowden.

El documento está fechado en Londres el pasado 22 de junio y tiene la firma del cónsul ecuatoriano en la capital británica, Fidel Narváez.

"Aquello cae en lo ridículo. Suponiendo que yo sé del salvoconducto, soy tan bruto que ordeno a nuestro cónsul en Londres que le dé un salvoconducto a un norteamericano para que salga de Hong Kong a Rusia. Eso no tiene validez. No tiene ni pies ni cabeza", respondió Correa.

Aun así, el mandatario dijo que se sancionará al cónsul involucrado en el tema, porque -a su juicio- actuó sin la autorización del gobierno ecuatoriano.

"La verdad es que se extralimitó en sus funciones, el cónsul tendrá su sanción", dijo Correa.

Además, agregó que "probablemente en comunicación con Julian Assange (fundador de Wikileaks y asilado en la embajada de Ecuador en Londres) en su desesperación porque el señor Snowden iba a ser capturado (el cónsul se extralimitó). Pero eso ha sido sin la autorización, ni conocimiento del gobierno ecuatoriano", dijo Correa.

El pasado jueves, la secretaria de Gestión Política del gobierno ecuatoriano, Betty Tola, negó la entrega formal de un salvoconducto o un documento de refugiado a Snowden, quien pidió asilo a Quito luego de que Estados Unidos pidiera su extradición para que responda a cargos de espionaje y robo de propiedad federal.

"Cualquier documento emitido en este sentido, no tiene validez alguna y es responsabilidad exclusiva de quien lo haya emitido. La solicitud de asilo del señor Edward Snowden aún no ha podido ser procesada porque el peticionario no se halla en territorio ecuatoriano", dijo entonces Tola.

El ex contratista de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, siglas en inglés) es investigado por haber revelado información clasificada sobre los programas de vigilancia y espionaje informática del gobierno de Estados Unidos, algo que Correa ha considerado "grave" y ha instado a pedir explicaciones al gobierno de Washington.

Correa indicó que la situación de Snowden es "compleja" y que para tramitar la solicitud de asilo el fugitivo debe encontrase en territorio ecuatoriano.

"Para poder tramitar su solicitud de asilo tendría que estar en una embajada del Ecuador o en territorio ecuatoriano y para eso el país debería permitirle ingresar al territorio, lo cual todavía no se ha dado", dijo Correa.