El presidente Porfirio Lobo consideró crucial la participación de la comunidad internacional, la sociedad civil, las municipalidades y la ciudadanía en el nuevo plan de seguridad para contrarrestar el crimen.

Lobo se mostró satisfecho por la labor desempeñada por Arturo Corrales en sus primeros 100 días al frente de la Secretaría de Seguridad y lo exhortó a seguir trabajando, aunque señaló que este es un año complicado por las elecciones.

“Ministro Corrales, adelante a continuar trabajando como el primer día y lógicamente es un año medio complicado y hay que estar allí, porque ya en el último año de gobierno sucede lo que es normal, si no le vuelan al gobierno a quién le van a tirar, hay que entenderlo así, entonces no debe molestarnos, pero sí hay que estar prestos ahí a aclarar las cosas”, aseveró.

Destacó que en los primeros siete meses de 2013 existen 56 municipios que no reportan homicidios, no porque haya más policías y militares, sino por las medidas que en esas localidades integralmente se toman.

Lobo reconoció el apoyo brindado por los miembros del cuerpo de seguridad de Chile en el proceso de depuración policial en el país: “yo les decía: ¿cuánto tiempo toma hacerlo?, ellos me respondieron más o menos unos trece años”.

Lobo reconoció el apoyo brindado por los miembros del cuerpo de seguridad de Chile en el proceso de depuración policial en el país: “yo les decía: ¿cuánto tiempo toma hacerlo?, ellos me respondieron más o menos unos trece años”.

“Para nosotros en Honduras esa palabra no cuadra, porque todo debe ser resuelto en cuatro, la verdad que hay medidas que toman los gobiernos, pero hay resultados que dependen de todos nosotros y por eso tenemos un Plan de Nación que debe seguirse, que debe revisarse y ajustarse para que como país estemos comprometidos con lo que es y lo que significa esto, y continuar con la ruta de paz y de bienestar, porque la situación que vivimos es difícil, pero no es la peor, pues nos quitaron del número uno como país más violento, eso no es consuelo, o nunca es consuelo mientras se pierdan vidas humanas”.

“Hay que tener el buen camino, hay que andar por el camino de la paz, de la justicia, de la confraternidad entre los unos y los otros, esto se deriva de la educación, en cómo educamos a nuestros niños en casa, cómo se educan en la escuela y el colegio. Hemos logrado que las aulas estén abiertas, pues ya tenemos 150 días, y en otros años íbamos a la mitad, creo que en los últimos 30 años de vida democrática nunca lo habíamos tenido”, dijo.