Cancún. Al inaugurar la cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe en Cancún, el presidente de México, Felipe Calderón, llamó a los 22 mandatarios y los representantes de 33 países presentes en la cita a avanzar en la integración regional.

Sostuvo que “no podemos permanecer desunidos, no podemos construir sobre la base de la desunión, debemos unirnos sobre las base de nuestras coincidencias que son más que las divergencias”.

Agregó que "como nunca antes debemos fortalecer el diálogo político, para alcanzar la comprensión, para concertar los esquemas de cooperación para el desarrollo del bloque (...) creo que tenemos la historia, los valores, la capacidad y la voluntad política para lograrlo", informó Telesur.

Una parte de su intervención la dedicó a la situación de Haití. Al respecto agradeció la presencia de su presidente, René Préval, "quien a pesar de las tribulaciones por las que está pasando su país está presente", dijo.

“La causa de los pueblos de Haití es la causa de toda la América”, enfatizó Calderón, quien consideró que los "haitianos no están solos, cuentan con el apoyo de la naciones de Latinoamérica, somos una familia y estamos juntos en lo bueno y malo".