Teherán. El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, condenó una cumbre de seguridad nuclear que comienza este lunes en Washington y la calificó como humillante para la humanidad.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está organizando el encuentro, que está enfocado en prevenir el terrorismo nuclear, pero en el cual los líderes mundiales también tienen previsto discutir su iniciativa de aplicar nuevas sanciones contra el programa atómico de Irán.

"Las cumbres mundiales que están siendo organizadas estos días tienen la intención de humillar a los seres humanos", dijo Ahmadinejad a delegados en un evento de la industria del turismo local, según reportó la agencia de noticias IRNA.

Irán no fue invitado a la cumbre, a la que asistirán líderes de China y Rusia, cuyo consentimiento será necesario para imponer nuevas sanciones que Obama quiere acordar en las próximas semanas.

Ahmadinejad tuvo duras palabras para los políticos que dijeron representar a la comunidad internacional: "esta gente tonta que está a cargo parece estúpida, personas retardadas que blanden sus espadas siempre que enfrentan falencias, sin darse cuenta que el tiempo para este tipo de cosas se terminó", dijo.

Irán ha dicho que se quejará ante Naciones Unidas por lo que ve como una amenaza implícita de Obama para atacarlo con armas nucleares. Dirigiéndose a Estados Unidos, Ahmadinejad declaró: "Su regalo al mundo es una bomba nuclear, mientras Irán presenta... humanidad".

Teherán afirma que las sanciones no lo obligarán a detener su búsqueda de tecnología nuclear, que dice que es pacífica. Occidente teme que esté buscando fabricar armas nucleares.