Londres, Excelsior.com.mx.  Aunque hay algunos indicadores que señalan reducción en el número de homicidios en México y “vemos las primeras cifras ‒positivas‒, no por eso echamos las campanas al vuelo, ni podemos hablar en tono triunfalista, pero habrá que dar un tiempo razonable para poder tener una verdadera evaluación y revisión de los resultados que estamos teniendo”, dijo el presidente Enrique Peña Nieto, en rueda de prensa en Londres.

El mandatario insistió en que “el énfasis estará en la reducción de la violencia. No hagamos en la aplicación de la estrategia, o no generemos con la aplicación de la estrategia mayor violencia”, dijo, al regresar de Irlanda del Norte, donde participó en la comida de trabajo del G8.

En la conferencia de prensa, a la que asistieron reporteros mexicanos y prensa internacional, al mandatario se le preguntó en qué consistirá la iniciativa de reforma energética sobre la que habló en una entrevista con el Financial Times.

Respondió que en el marco del Pacto por México, todos los partidos políticos coinciden en que “el Estado debe mantener la propiedad de los hidrocarburos, la rectoría de esta empresa que es de todos los mexicanos y que debemos explorar los mecanismos que hagan posible ampliar la capacidad productiva de Pemex, a través del sector privado”.

Este martes en la mañana, el mandatario estuvo reunido con Barack Obama, presidente de Estados Unidos, y David Cameron, primer ministro de Reino Unido, en la comida de trabajo del G8.

En el evento hablaron de la importancia de blindar a sus naciones de la evasión fiscal de las empresas y de cómo incrementar los niveles de comercio entre las principales economías del planeta.

El mandatario habló de que en materia de transparencia en México se busca darle mayores atribuciones al IFAI y crear una Comisión Nacional Anticorrupción.

Y les expresó que el Pacto por México no es una mesa de diálogo, sino un espacio para construir las reformas que requiere el país, para crecer a tasas mayores.