Asunción. El presidente paraguayo, Fernando Lugo, quedó liberado de toda demanda de filiación luego de que la última de las mujeres que presentó un reclamo en su contra levantara sorpresivamente la acción, informaron fuentes judiciales este martes.

El abogado del presidente Marcos Fariña confirmó la información aunque dijo que no había recibido la notificación del juzgado de la localidad de J.Augusto Saldívar, donde Damiana Hortensia Morán radicó la demanda.

La mujer exigía que el presidente reconociera a un menor de casi dos años que fue concebido poco después de que Lugo renunciara al sacerdocio para sumergirse en la arena política en su camino a la presidencia.

Meses atrás, otra mujer que había demandado a Lugo para que reconociera a un niño de siete años retiró la demanda, por lo que el mandatario que fue muy criticado y pidió públicamente perdón por su comportamiento, quedó liberado de todo reclamo.

En abril pasado, Lugo reconoció que tuvo un hijo con la joven Viviana Carrillo cuando todavía era obispo de la Iglesia Católica y lo inscribió en el registro civil, presionado por una demanda judicial de la que la madre finalmente desistió.

La revelación desató un escándalo en el país y afectó la popularidad del presidente en su segundo año de mandato, mientras la oposición que controla el Congreso agudizaba las críticas contra el Gobierno y la población cuestionaba sus escasos logros.

"Existiendo menores de por medio, la madre ha tomado una decisión", dijo Fariña a periodistas en la sede del Gobierno.

Fariña negó que haya llegado a un acuerdo extrajudicial, al igual que lo hizo con el anterior caso presentado por Benigna Leguizamón, una humilde vendedora de detergentes que tras desistir de la acción judicial se traslada en un lujoso automóvil con custodia judicial, según reportes periodísticos.

El juez Osvaldo Cáceres dijo a la radioemisora asuncena Ñandutí que Morán, una docente de 40 años que trabajó por la campaña que llevó a Lugo a la presidencia, desistió de la demanda alegando motivos personales.

"Ella consultó con un médico y le recomendó que se mantenga alejada de esto. Fue una decisión muy personal", dijo el abogado de Morán, Rodrigo Aguilar.