Ciudad de México, Excelsior.com.mx. Las empresas de análisis de inteligencia InSight Crime y Stratfor afirman que es posible una “batalla a gran escala” por peleas entre zetas y por ataques de cárteles rivales, después de la captura de Miguel Ángel Treviño Morales El Z-40, quien había heredado el liderazgo de ese grupo criminal tras la muerte, en 2012, de Heriberto Lazcano Lazcano El Lazca.

Steven Dudley, director de la organización InSight Crime, alertó de una “violencia a corto plazo” derivada de los ataques que recibirán Los Zetas por sus territorios.

La compañía de análisis Stratfor subrayó que existen posibilidades de que esa organización se fracture, toda vez que el más probable sucesor de El Z-40 sería su hermano Omar El Z-42 y se ignora “si tiene la capacidad y el respeto dentro de la organización”.

Los gobernadores de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, y de Chihuahua, César Duarte Jáquez, anunciaron que sus policías están en alerta tras la captura.

En EE.UU. advierten más violencia. Se desconoce si El Z-42 tiene la capacidad para operar el cártel.

Tanto InsightCrime como Stratfor subrayaron que la estructura de Los Zetas difiere de otras organizaciones en tanto que es “horizontal” y fue creada por personal que desertó del Ejército mexicano, lo que ha permitido que sus miembros suban en la jerarquía por sus “méritos” y no por conexiones familiares.

El arresto de Miguel Ángel Treviño El Z-40 es un fuerte golpe a la organización criminal de Los Zetas y tal vez su desintegración en varias facciones enfrentadas entre sí, pero puede presagiar mayor violencia por quienes busquen reemplazarlo.

La aprehensión de Treviño “puede representar más violencia en el corto plazo, mientras sus secuaces luchan por la marca más ambicionada en el bajo mundo mexicano y sus rivales se mueven hacia sus áreas de influencia”, comentó Steven Dudley, director de la organización InsightCrime, en su página de internet.

La compañía de análisis de inteligencia Stratfor subrayó las posibilidades de que la organización de Los Zetas se fracture, toda vez que el más probable sucesor de El Z-40 sería su hermano Omar (Z-42), y se ignora “si tiene la capacidad y el respeto al interior de la organización para reemplazar a su hermano”, según Stratfor.

De acuerdo con InsightCrime, lo que no está claro es si Omar Treviño tiene el peso y la capacidad para mantener unida a lo que describió como una organización disparatada y volátil.

Pero InsightCrime hizo notar que la ausencia de Miguel Ángel Treviño “puede abrir la puerta a una batalla a gran escala por sus territorios, tanto por Los Zetas como por sus rivales”.

La publicación destacó que Los Zetas enfrentan divisiones y que ya en 2011 hubo denuncias mutuas entre grupos que se acusaron de “vender” al otro y la muerte del principal líder, Heriberto Lazcano El Lazca sólo exacerbó tensiones y llevó a la separación de algunas “células”.

De hecho, añadió, “puede haber sido la última puntada que mantenía unida a lo que fue una disparatada federación. Lo que sigue puede ser un espasmo de violencia, mientras el grupo se balcaniza”.

Siempre de acuerdo con la organización, basada en la American University, de Washington, Los Zetas sólo seguirían una más amplia tendencia a la fragmentación, en el país y en la región, pues “organizaciones en gran escala, integradas verticalmente, siguen la ruta de los dinosaurios”.

Tanto InsightCrime como Stratfor subrayaron que la estructura de Los Zetas difiere de otras organizaciones en tanto que es “horizontal” y fue creada por personal que desertó del Ejército mexicano, lo que ha permitido que sus miembros suban en la jerarquía por sus “méritos” y no por conexiones familiares.

Stratfor destacó que a diferencia de El Lazca, Treviño no salió de las Fuerzas Armadas, y por lo tanto es viable pensar que la cultura del grupo cambió.

InsightCrime recordó que Los Zetas son una “extraña organización híbrida” que tiene un diversificado portafolio y un “insaciable apetito por territorio”, que la lleva a “cobrar piso”, una especie de impuesto, a otras organizaciones delictivas, de las dedicadas a la piratería, a la prostitución y el narcotráfico.

El ocaso del cártel más sanguinario. Para las autoridades, el cártel de Los Zetas es uno de los más violentos y sanguinarios que han existido.

En sólo dos décadas, lo que un día fue un grupo de sicarios —desertores del Ejército— que servían de brazo armado al cártel del Golfo se convirtió en uno de los jugadores más poderosos del narcotráfico, la extorsión y el secuestro.

Los Zetas nacieron bajo el mando de Arturo Guzmán Decena, El Z-1, quien se unió a Heriberto Lazcano, El Lazca, también conocido como El Z-3.

En 1996, tras la captura de Juan García Abrego, líder del cártel del Golfo, vino el ascenso de Osiel Cárdenas Guillén en la organización asentada en Tamaulipas.

El jefe del cártel se allegó de desertores del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE) del Ejército, quería un grupo que le brindara protección y quitará del camino a sus enemigos, principalmente los miembros del cártel de Juárez.

En 2002, Guzmán fue abatido en Matamoros, El Lazca quedó como líder del grupo criminal, expandiendo su poder junto con Miguel Ángel Treviño, El Z-40, en el norte del país.

Treviño Morales rápidamente alcanzó fama dentro del narcotráfico al ser nombrado jefe de plaza para el cártel del Golfo en Nuevo Laredo, caracterizado como un hombre sanguinario por desmembrar con vida a sus enemigos o prenderles fuego.

El Z-40 junto a Lazcano rompieron la alianza con el cártel del Golfo para establecerse como un grupo independiente, tras la captura de Osiel Cárdenas Guillén y así pactar con los hermanos Beltrán Leyva, con el fin de aminorar el poder de Joaquín El Chapo Guzmán Loera, líder del cártel de Sinaloa.

Lo que desató una guerra por las plazas y el trasiego de droga. Con el abatimiento de Lazcano, en octubre de 2012, Treviño se quedó con el control de Los Zetas, y su captura, para algunos analistas significa el ocaso de un cártel.

Activan alerta ante posible reacción. Eduardo Sánchez Hernández, vocero del gabinete de seguridad de la Secretaría de Gobernación (Segob), afirmó que estarán atentos ante cualquier respuesta violenta por parte del grupo criminal de Los Zetas, luego de la detención de su líder, Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40.

“Es muy difícil poder aventurar con exactitud lo que pueda ocurrir; sin embargo, con la información con que contamos recabada por la Secretaría de Marina, estamos atentos. Estamos alertas en algunos lugares para poder actuar”, aseveró.

En entrevista con Yuriria Sierra para Grupo Imagen Multimedia, el funcionario adelantó que entre las siguientes 48 a 96 horas, se resolverá la situación jurídica del delincuente, “dependiendo de si pide o no el Ministerio Público una ampliación del plazo, pero estamos hablando prácticamente de horas”.

2933

“Se trata de una captura en la que no hubo violencia, que no se hizo un solo disparo. Hay detrás de ello un trabajo muy profesional, prudente, paciente de inteligencia; una investigación muy bien llevada a cabo, principalmente por la Secretaría de Marina, afortunadamente exitosa en tanto que se pudo capturar a esta persona y nadie salió lastimado”, subrayó.

Sánchez Hernández explicó que aún no tiene información que revele una orden de extradición del Z-40 a Estados Unidos; aunque confió en que el gobierno de la Unión Americana no tardará en emitir dicha petición si la cree pertinente.

Explicó Eduardo Sánchez, que Treviño Morales cuenta hasta el momento con siete órdenes de aprehensión y una docena de averiguaciones previas por asesinato.

Explican el uso de esposas. Cuando Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40, camina escoltado por un oficial de la Secretaría de Marina, en su ingreso a las oficinas de la Procuraduría General de la República (PGR), una cosa llama la atención: no va esposado o con las manos sujetas, a pesar de ser uno de los presuntos criminales más peligrosos y sanguinarios.

Voceros de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) y de la PGR explicaron que la situación de no esposar al detenido se debió a dos condiciones, primero que se trataba de una situación completamente controlada, y a que se aplicaron los nuevos criterios que el gobierno federal ha establecido para mostrar imágenes de presuntos responsables.

La Semar fue la encargada de distribuir las imágenes en video del momento en que se ve a Treviño Morales, caminando por el sótano de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), a donde ingresó luego de las 20:42 horas.

En la imagen se ve a El Z-40 caminando de manera normal, con las manos libres, vestido con una playera negra y un pantalón de camuflaje, siempre escoltado por un elemento de la Marina.

“Está completamente controlado y contenido el escenario, no había la necesidad de mantenerlo esposado, además de que estaba bajo la custodia del personal de Marina y de la PGR.

“Además, ahora se debe sumar la indicación de tener cuidado en no violentar los derechos humanos”, explicó una fuente de la Semar.

Voceros de la PGR explicaron que se están aplicando los nuevos criterios de comunicación, relacionados con la presentación de presuntos delincuentes.

Indicaron que en las conferencias que se realizan sólo en la Secretaría de Gobernación, no son presentados “en vivo” los sospechosos y se cuida que en las imágenes no se violen los derechos de los mismos.