Lima, Xinhua. El fallo de la Corte Internacional de Justicia de la Haya sobre el diferendo marítimo entre Perú y Chile será recibido con "ponderación y madurez, más allá de lo posible", anticipó  este jueves el vicecanciller peruano, Fernando Rojas.

"Confiamos en que el fallo sea afín a nuestros intereses, en el marco del derecho internacional vigente", expresó el funcionario peruano al comentar los efectos que tendrá esta sentencia a mediados de este mes.

Rojas sostuvo que durante el proceso judicial los dos países han demostrado, en todo momento, respeto y cordialidad, ratificados por los presidentes Ollanta Humala, de Perú, y el chileno Sebastián Piñera.

Añadió que hay una multiplicidad de intereses comunes entre ambas naciones en lo político y en lo económico, por lo que la controversia marítima debe ser vista como un estímulo de solución y mayor integración.

Ratificó sin embargo que el representante del gobierno peruano desplegó su mejor esfuerzo durante el proceso contencioso en La Haya en defensa de la posición de este país.

Perú interpuso la demanda ante La Haya en enero del 2008 para solicitar la delimitación de la frontera marítima con Chile aún no fijada por un tratado formal de límites, pero Chile asegura que los acuerdos pesqueros de 1952 y 1954 los delimitaron.