El Director de la Policía colombiana general Rodolfo Palomino informó en las últimas horas que durante la primera jornada de paro nacional que se adelanta en Colombia se capturó a 22 manifestantes por promover disturbios y bloquear vías.

"En Tunja se produjo la captura de dos personas que estaban afectando a los vehículos que transitaban por la vía, lanzándoles artefactos contundentes y entre Buga y Tuluá se ha producido la captura de 20 personas que inician a ser objeto del proceso de judicialización", señaló.

Palomino señaló que hay un total de 17 concentraciones en diferentes puntos del país siendo los Departamentos más afectados los de Nariño, Putumayo, Valle del Cauca, Boyacá y Antioquia.

El alto oficial añadió que seis vías nacionales se encuentran bloqueadas por los manifestantes quienes en el caso de Tunja, Boyacá (centro) utilizaron tracto mulas cargadas con hierro a las cuales atravesaron en la vía causando una congestión vehicular que duró más de siete horas.

"Hubo algunas perturbaciones especialmente en el Departamento de Boyacá, bloqueo en las vías que conducen a Tunja, a Paipa y también entre Tunja y Chiquinquirá", dijo Palomino añadiendo que ya se retomó el control de la situación aunque no se han podido retirar las tracto mulas.

A la altura de Villa Pinzón en el Departamento de Cundinamarca a 75 kilómetros de Bogotá, los manifestantes bloquearon la vía con troncos de árboles y neumáticos encendidos.

De igual manera el general calculó en 12 mil a los manifestantes que salieron a protestar este lunes y recordó que la institución cuenta con 20 mil hombres para controlar la situación de orden público y 56 grúas para remover vehículos que sean atravesados en las vías.

Además, subrayó que la Policía ha dispuesto de 13 aviones para trasladar a miembros de la Fuerza Pública a los lugares donde se requieran refuerzos durante las protestas.

Entre tanto el comandante de la regional número dos de la Policía, general Omar Rubiano aseguró que inteligencia obtuvo información que evidencia que la guerrilla de las FARC está pidiendo a campesinos que no participen en la protesta, víveres y dinero para sostener el paro.

"Hay campesinos a quienes les están exigiendo un estipendio de 40 mil pesos por la familia que no participe de la movilización para que esto logré satisfacer la demanda logística de los que asisten. Es una flagrante violación, una extorsión a los campesinos", señaló.

Más temprano, voceros de los campesinos en paro representados por caficultores, paperos, cacaoteros, arroceros y lecheros, pidieron al Gobierno Nacional que se instale una mesa de diálogo para analizar las solicitudes del sector.

"Hemos dejado la puerta abierta al Gobierno Nacional, para que de inmediato llame a los sectores en movilización, para constituir una mesa nacional de negociación, donde se comience a darle solución a las diferentes exigencias campesinas", dijo Heberto Díaz, vocero de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria, Fensuagro.

Díaz recordó que entre las peticiones que el sector agrario tiene para el Gobierno se encuentra el desarrollo de una reforma que proteja al sector de los Tratados de Libre Comercio establecidos por Colombia en los últimos años.

Por su parte, el presidente del Congreso Juan Fernando Cristo dijo a medios locales que este paro no es conveniente para el país y que en un Gobierno democrático como el actual se debe procurar llegar a una salida dialogada que no afecte al país.

"Yo creo que esos paros no le convienen a nadie. Esos paros lo que generan es oportunidades o a los politiqueros oportunistas o a los violentos para que infiltren, muchas veces, protestas justificadas de ciertos sectores sociales y campesinos", opinó.

El presidente Juan Manuel Santos estuvo al tanto de las movilizaciones desde la sede del Ministerio de Interior y de la Dirección de la Policía desde donde dijo que el paro no ha sido de la magnitud que esperaba el Gobierno.

Santos agradeció a la ciudadanía por apoyar a la Fuerza Pública con información que les ha permitido actuar a tiempo y evitar más incidentes y bloqueos en el país durante las manifestaciones en la que participan además el sector minero, camionero y algunos empleados estatales.

Para la segunda jornada del paro se esperan marchas masivas lideradas por voceros de los diferentes sectores por las principales vías de Bogotá que se encontrarán en la emblemática Plaza de Bolívar.