El procurador del Estado peruano para casos de corrupción, Julio Arbizu, pidió a la Fiscalía de la Nación abrir una investigación por supuesto enriquecimiento ilícito contra el ex presidente Alberto Fujimori, condenado a 25 años de prisión.

Arbizu declaró que existen suficientes indicios para investigar a Fujimori por ese delito, a raíz de la entrega de una indemnización de US$15 millones que hizo a su ex asesor de inteligencia Vladimiro Montesinos en el año 2000 tras el escándalo que terminó con su gobierno (1990-2000).

Semanas después de asumir su tercer periodo consecutivo en el 2000, Fujimori afrontó una grave acusación por corrupción que lo forzó a renunciar.

Montesinos, que estaba en medio de una enorme red de sobornos y chantajes políticos, exigió a Fujimori una indemnización laboral de US$15 millones para abandonar el país.

El ex presidente le entregó el 15 de septiembre de 2000 la suma reclamada, que provenía del presupuesto del ministerio de Defensa, según determinó la justicia en otro proceso por el que Fujimori ya fue sentenciado a 7 años de prisión.

Los US$15 millones fueron devueltos por Fujimori al ministerio de Defensa en cuatro maletas que contenían dinero en efectivo en noviembre del mismo año, según las declaraciones del exministro de Defensa Carlos Bergamino a los tribunales peruanos.

Aunque la justicia condenó a Fujimori por extracción de dinero público por ese caso, Arbizu indicó que "para la procuraduría es necesaria esa investigación porque no queda claro cómo Fujimori podía disponer fácilmente de tanto dinero en efectivo".

Arbizu agregó, en declaraciones a la agencia estatal Andina, que la Procuraduría hará "todos los esfuerzos para que Chile amplíe la extradición" de Fujimori para que sea juzgado por enriquecimiento ilícito.

La condena de 25 años de cárcel contra Fujimori responde al asesinato de 25 personas y el secuestro de dos personas entre 1991 y 1992, mientras que los otros procesos por corrupción seguidos en su contra tienen sentencias menores que no se acumulan.

Una investigación del diario La República publicada hoy recogió declaraciones de la exesposa de Fujimori, Susana Higuchi, en las que afirmó que el exmandatario solía manejar fuertes sumas de dinero en efectivo en el Palacio de Gobierno.

Higuchi declaró a la fiscalía que en 1994 Fujimori había hecho traer frente a ella varias cajas de cartón con fajos de dinero por un total de US$100 millones, cuando la intentaba persuadir para que no se divorciase de él.

En otra oportunidad Higuchi dijo haber encontrado US$100.000 dentro de una bolsa de plástico en una caja fuerte del Palacio y su hija Keiko Fujimori también declaró a la fiscalía en 2001 que su padre le entregaba en efectivo los pagos que tenía que hacer en las universidades en las que estudiaban ella y sus hermanos en Estados Unidos.

El diario La República recordó las investigaciones realizadas por la empresa Kroll, contratada por el ministerio de Justicia en 2005, que fracasó en su intento de ubicar cuentas bancarias de Fujimori alrededor del mundo, pero señaló que era probable que tenga dinero oculto bajo la identidad de familiares o allegados.