La Paz, EFE. Grupos de manifestantes se concentran desde este martes a última hora ante las sedes en La Paz de varias embajadas, entre ellas la estadounidense y la española, en protesta por la negativa de Francia, Italia y Portugal de que el avión del presidente boliviano, Evo Morales, sobrevolase o aterrizase ayer en su territorio.

Las protestas se iniciaron anoche cuando se supo que el avión de Morales debió aterrizar de emergencia en Viena, tras ser desviado de su ruta por supuestas sospechas sobre la presencia a bordo del ex técnico de la CIA Edward Snowden, y continúan este miércoles ante las representaciones diplomáticas de Francia, Estados Unidos y España.

Fuentes diplomáticas informaron a Efe de que se ha decidido por precaución el cierre durante esta jornada del Centro Cultural de España en La Paz y de las oficinas de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), mientras la Embajada permanecerá con el personal mínimo.

Medios de comunicación bolivianos incluyen a España entre los países europeos que denegaron el aterrizaje o sobrevuelo del avión presidencial, a pesar de que el ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, dijo hoy que no ha habido "ninguna prohibición" en ese sentido.

García Margallo aseguró que España ha intentado "allanar el camino" para que la aeronave de Morales pudiese hacer una escala en Las Palmas (Islas Canarias).

Según han reportado canales locales, personas de todo el país están llegando a la capital política para recibir a Morales, cuya llegada se espera en algún momento de este miércoles, aunque el Gobierno no ha precisado la hora exacta.

En declaraciones a la radio estatal Patria Nueva, un miembro de la comitiva que viaja con Morales dijo que el avión, que partió de Viena tras permanecer trece horas en ese aeropuerto, haría escalas técnicas en las españolas Islas Canarias y en Fortaleza (Brasil).

El gobierno de Bolivia ha calificado de "secuestro" lo ocurrido y ha anunciado que recurrirá a las más altas instancias para denunciar la vulneración de tratados internacionales, al tratarse de un avión presidencial y de un jefe de Estado en viaje oficial.