Costa Rica podría elegir por primera vez a una presidenta en las elecciones del domingo, mientras el país sale de su primera recesión en 27 años.

La conservadora Laura Chinchilla, la candidata del actual presidente Oscar Arias y favorita para ganar los comicios, necesita al menos el 40 por ciento de los votos para evitar una segunda vuelta electoral en abril.

El ex legislador derechista Otto Guevara, quien ha ido recuperando terreno en las encuestas, busca cambiar la moneda de Costa Rica para adoptar el dólar estadounidense y tomar medidas enérgicas contra la delincuencia.

Mientras tanto, el tres veces candidato Ottón Solís, a quien Arias venció en una impugnada segunda vuelta en el 2006, marcha en tercer lugar en los sondeos.

A continuación los perfiles de los principales candidatos:

Laura Chinchilla. Candidata del gobernante Partido Liberación Nacional (PLN), la más antigua fuerza política de Costa Rica, Chinchilla busca capitalizar su experiencia y su cercanos lazos con el popular presidente Oscar Arias.

Política de toda la vida, Chinchilla, de 50 años, que apoya la liberalización económica y el libre comercio, se opone al matrimonio entre homosexuales y al aborto.

Chinchilla, quien nació en una familia de políticos, ha estado en varias posiciones dentro del Gobierno, incluyendo el Ministerio de Seguridad Pública, y más recientemente fue vicepresidenta de Arias.

Respondiendo a la creciente preocupación en el país por la delincuencia, la candidata ha ofrecido más fondos para la seguridad pública y enfatizó durante la campaña su experiencia dentro del gabinete.

Otto Guevara. Un abogado educado en Harvard y fundador del derechista Movimiento Libertario, Guevara ha ganado terreno en las encuestas rumbo a la elección presidencial que lo ha colocado con posibilidades de triunfar.

El ex diputado ha ofrecido tomar una línea dura contra la delincuencia y leyes que den a los ciudadanos facilidades para comprar y portar armas.

Guevara, de 49 años, busca cambiar la moneda de Costa Rica, el colón, para adoptar el dólar estadounidense, como han hecho El Salvador y Panamá, aunque la relativamente estable nación centroamericana no registra una elevada inflación.

Fue visto como un político ambicioso cuando fue diputado por haber luchado contra los despilfarros en el presupuesto en el sistema de salud pública y seguridad social y ha prometido recortar la burocracia.

Otton Solís. Como un persistente opositor en Costa Rica, esta es la tercera vez que el político de centroizquierda intenta ganar la presidencia. El anterior intento fue en el 2006, cuando triunfó Arias por un reducido número de votos.

El economista Solís se opone a los términos del Tratado de Libre Comercio de América Central y Estados Unidos, conocido como CAFTA. En el 2007 impulsó un referendo en el que los costarricenses aprobaron por poco el acuerdo comercial.

Ha dicho que de llegar a la presidencia hará una revisión del CAFTA y que será cauteloso de los tratados de libre comercio en general.