Brasilia, Xinhua. El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil rechazó este jueves, por unanimidad, el recurso presentado por los abogados del ex tesorero del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), Delubio Soares, en el caso del esquema de compra de votos en el Congreso conocido como el "mensalao".

Soares fue condenado a ocho años y 11 meses de prisión por los delitos de corrupción activa y asociación ilícita.

El recurso presentado por la defensa alegaba que hubo contradicciones en el texto final del juicio realizado a finales del año pasado, en especial la falta de pruebas para los llamados "actos de oficio", la contrapartida que sería practicada por los legisladores que recibieron los pagos.

El ministro Joaquim Barbosa, actual presidente del STF y relator de la acción penal el año pasado, negó el recurso al afirmar que en el juicio quedó claro que el ex tesorero "fue uno de los autores de los pagos hechos a parlamentarios".

El voto de Barbosa fue seguido por todos los miembros del tribunal y detalles menores en la redacción del texto final de la sentencia original fueron considerados irrelevantes para modificar la pena prevista.

En el denominado "juicio del siglo", el STF concluyó a finales de 2012 que hubo un esquema articulado de pago a legisladores a cambio de la aprobación de proyectos de interés del gobierno del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) en sus primeros años de mandato.

Veinticinco de un total de 38 acusados fueron encontrados culpables por su participación en el escándalo, incluido el ex jefe de gabinete de Lula da Silva, José Dirceu, condenado a 10 años y 10 meses de cárcel, quien deberá pagar su pena en régimen cerrado.

También fue condenado el ex presidente del PT, José Genoino, a seis años y 11 meses de reclusión, además de otros dirigentes políticos, banqueros y empresarios.

Los 25 condenados por el STF presentaron recursos ante la corte, la mayoría para solicitar una revisión de la pena y la reducción de las multas establecidas.