Bogotá. El registrador nacional de Colombia, Carlos Ariel Sánchez, negó haber consumido licor durante el caótico conteo de votos de las elecciones legislativas, después de que el gobierno pidió investigar el presunto comportamiento irregular del funcionario.

"Estuve sentado con muchos de ustedes. Me gustaría que los muchos testigos que hay digan si yo siquiera olí a alcohol. Mi conducta ese día, esa noche y esa madrugada fue laboral", dijo el funcionario a periodistas.

La declaración de Sánchez se produjo después de que el presidente Alvaro Uribe solicitó a la Procuraduría General de la Nación investigar al registrador.

El funcionario, cuestionado por el caos en el conteo de votos que dos días después de los comicios no ha permitido conocer la composición definitiva del Congreso ni el ganador de la consulta del Partido Conservador para elegir su candidato a la presidencia, dijo que está dispuesto a responder a cualquier investigación por parte de la Procuraduría.

El gobierno aseguró conocer denuncias de varios ciudadanos según las cuales el funcionario y otras personas habrían violado las normas que obligan a no consumir licor el día de elecciones.

"Más de 24 horas seguidas de pie no son posibles bajo consumo de licor. Invito a cualquiera de las personas que me vieron en distintos momentos toda una noche hasta el amanecer, que estuvieron cerca a mi, a 15 centímetros, a que digan si estaba descompuesto, si olía a alcohol, si me vieron consumir algo", respondió Sánchez.